Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, país de tráfico y consumo

En unas recientes declaraciones, el jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, Florentino Gómez, caracterizaba a España como "país de tráfico y de consumo" de droga. Si es cierto que el auge del consumo de estupefacientes ha sorprendido a gran parte de los Gobiernos europeos, la actuación en España de grupos de traficantes extranjeros complica aún más el panorama.La detención, en abril de 1984, del mafioso Gaetano Badalamenti, considerado como uno de los mayores traficantes internacionales de heroína, el escándalo por la puesta en libertad bajo fianza de Antonio Bardellino, la detención, el pasado 15 de noviembre, de dos colombianos, Jorge Luis Ochoa, y Gilberto Rodríguez, reclamados ambos por EE UU como dirigentes de la mafia colombiana de la cocaína, pusieron de manifiesto las conexiones españolas con importantes redes internacionales de narcotraficantes.

Redistribución desde España

Los aeropuertos españoles, especialmente el de Barajas, parecen tener especial importancia como punto de contacto en el tráfico de un continente a otro. La heroína procedente de Asia y la cocaína de origen suramericano llegan a España para su posterior envío a otros países europeos y, sobre todo, al mercado norteamericano, en cuyas aduanas podrían ser más fácilmente detectadas si llegaran directamente desde sus países de origen. Según el jefe de la Brigada de Estupefacientes, el consumo de cocaína en nuestro país, limitado antes a los estratos sociales altos, ha sufrido un aumento notable en los últimos años, generalizándose a personas de la más variada procedencia social.

Los datos generales sobre el consumo real de drogas en España son difíciles de precisar. La mayoría de los estudios se centran en colectivos concretos o en espacios geográficos determinados. Así, un informe del Ministerio de Defensa indica que cerca de mil soldados fueron tratados durante 1984 en diferentes centros médicos militares por problemas de drogadicción. Según una encuesta elaborada por la Consejería de Educación y Juventud en la Comunidad de Madrid casi 6.000 jóvenes consumen heroína habitualmente.

80.000 drogadictos

En general, los expertos en narcóticos cifran el número de drogadictos en nuestro país en unos 80.000. Por otra parte, según el Ministerio del Interior, el 75% de los delitos comunes que se producen en España tienen relación con el tráfico y consumo de drogas. En 1984 fueron decomisados más de 30.000 kilos de droga, de los cuales 25.000 eran de hachís.

Los fallecimientos de heroinómanos también han ido aumentando a lo largo de los tres últimos años: 167 en 1984; 93 en 1983: 79 en 1982.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de julio de 1985