_
_
_
_

Condenado a 23 anos de prisión el recluta que mató a un capellán castrense homosexual

Ignacio de Loyola Gómez Reimínguez, procesado por el asesinato del capellán castrense Jesús Fernández Soto, ha sido condenado a 23 años de prisión como autor de ese delito. El juicio se celebró a Puerta cerrada el pasado lunes, día 3, pese a que el fiscal y el defensor pidieron que fuese público. Según la sentencia, el capellán y el acusado estaban manteniendo relaciones sexuales en el momento del crimen.

Los hechos ocurrieron el 21 de febrero de 1983, hacia las cuatro de la madrugada, cuando los vecinos de un inmueble de la barriada periférica de Bellavista advirtieron a los bomberos del escándalo que se estaba produciendo en uno de los pisos, según la sentencia. Poco después fue hallado el cadáver del sacerdote Jesús Fernández Soto, capellán castrense con grado de capitán, destinado en el Regimiento Ligero Acorazado Sagunto número 7, de Sevilla. La vivienda había sido parcialmente incendiada . y el cuerpo del sacerdote presentaba 11 heridas da arma blanca, así como algunas quemaduras.Un día después, cuando conducía el coche del sacerdote asesinado, fue detenido el soldado Ignacio de Loyola Gómez Reimínguez, que servía en el Parque de Artillería de Cuatro Vientos.

La vista oral de esta causa se celebró el día 3 de junio en sesiones de mañana y tarde y se vio envuelta en polémica al ser declarada "a puerta cerrada" por el juez Tomás del Castillo Talero, titular de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, a petición del acusador particular, José Antonio Moreno, Suárez, pese a que el fiscal y la defensa solicitaron que fuese pública.

El fiscal solicitó una pena de 45 años de cárcel -27 años por asesinato con alevosía y 18 años por el incendio de la vivienda-, mientras que la defensa pidió la absolución o, en el caso de ser considerado culpable, la aplicación de los atenuantes de psicopatía y arrebato u obcecación. En el momento de producirse los hechos, el condenado estaba .excluido temporalmente" del servicio militar, ya que padecía "neurosis de carácter".

Personalidad desequilibrada

La sentencia fue dada a conocer ayer a mediodía. En ella se dice que Ignacio de Loyola Gómez Reimínguez padece "temporamentopatía o psicopatía constitucional con personalidad sexualmente desequilibrada, con rasgos de impulsividad agresividad y baja tolerancia a la frustración, falto de lógica y reflexión, que se agrava y potencia con la ingestión de alcohol", y señala que en la tarde del día 20 de febrero de 1983, tras estar con su novia, se dirigió solo a varios establecimientos de bebidas del barrio de Los Remedios.Posteriormente, se encaminó al pub Yambo, frecuentado habitualmente por homosexuales donde se encontró con el capellán castrense Jesús Fernández Soto, "al que conocía superficialmente". El capellán se ofreció a "ayudarle, dados sus conocimientos" y le invitó a su casa "para pasar un rato juntos y mantener relaciones sexuales`. En el domicilio de Fernández Soto, tras unos momentos de conversación, "iniciaron sus contactos sexuales que se prolongaron durante algún tiempo hasta que, sobre las 4 de la madrugada, y por motivos que no han sido determinados, el procesado estaba sentado en la cama, aprovechando que Jesús en su aberración sexual se encontraba con el tórax apoyado sobre sus piernas, en un momento de irritación o indignación, producto de su psicopatía impulsiva o explosiva, potenciada por el alcohol ingerido, cogió un estilete o abrecartas apuñalándole inesperada y repentimanente en la espalda, pudiéndose levantar el herido y alcanzándose el procesado en su propia pierna". El procesado, en un intento de borrar huellas, prendió fuego a una camisa y a la cama.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_