Medievalistas de todo el mundo analizan en Toledo el pasado y el presente de la cultura mozárabe

El II Congreso Internacional de Estudios Mozárabes -o cristianos arabizados-, que se celebra en Toledo con la asistencia de medievalistas de todo el mundo, concluirá con una solemne misa mozárabe en la catedral, a la que asistirá como invitada de honor la reina Sofía. Hoy existen en Toledo 258 familias de origen mozárabe agrupadas en una comunidad que cuenta con su rito, sus iglesias y párrocos.Cuando en el año 711 el último rey de la España goda, don Rodrigo, fue derrotado por las tropas árabes de Tariq, Tulaitula (Toledo) vivió bajo dominación musulmana hasta que en I085, el rey Alfonso VI la reconquistó. Durante esos cuatro siglos, una parte de la población se convirtió al islamismo, pero otro sector no despreciable se resistió y conservó su cristianismo y su liturgia hispana. Estos hispano-visigodos recibieron el nombre de mozárabes o arabizados.

Al ser conquistada Toledo por Alfonso VI, el 25 de mayo del 1085, ya se había abolido en la Península el ritual hispánico auspiciado por san Isidoro de Sevilla. Cinco días antes de esta fecha, el Concilio de Burgos estableció un único rito, el romano. Pero unas 3.000 familias seguían fervientes a sus costumbres religiosas y se opusieron a acatar el rito latino, imperante en el resto de Europa. Alfonso VI, por temor de perder el apoyo económico y social de este sector, accedió a concederles un privilegio, siempre y cuando rindieran culto en cualquiera de las seis parroquias mozárabes existentes en Toledo -Santas Justa y Rufina, San Marcos, Santa Eulalia, San Torcuato, San Sebastián y San Lucas-, algunas de ellas afectas hoy a este culto. Éstas son el punto de referencia para las 258 familias de origen mozárabe que perduran hoy en Toledo.

Para el profesor Adriaan Keller, de la universidad de Leiden (Holanda) -que lleva varios años estudiando los códices latinos, hebreos y árabes de los archivos de la catedral de Toledo y de la Biblioteca Nacional-, "no tiene mucho sentido hablar de mozárabes antes de la reconquista de Alfonso VI, puesto que la única diferencia con los árabes era la religión y no la lengua, y, por tanto, seguían siendo cristianos". Según él, "científicamente se les llama mozárabes, pero, históricamente, se les conocía en Al-Andalus como nasara -cristianos- o rumi -románicos".

"Hasta 1965 se pensaba que una gran parte de los manuscritos litúrgicos de la catedral toledana eran de los siglos IX y X, pero el catedrático Ankari M. Mundó ha cambiado la datación y ahora se cree que el manuscrito más antiguo pertenece a la segunda mitad del siglo XI".

El rito mozárabe sigue vigente gracias al impulso del cardenal Cisneros. Todos los días del año, a las 9.45, se celebra en la capilla mozárabe de la catedral una misa con este rito. Pero será el próximo día 26 cuando se pueda escuchar este acto con el ritual revisado. Asistirá la reina Sofía. La revisión del rito ha sido estudiada por una comisión internacional con el permiso de la Santa Sede, presidida por el cardenal primado González Martín.

La misa que se puede oír en la catedral toledana "es una mezcla de las formas puras anteriores a la invasión musulmana con elementos litúrgicos toledados -romana con aspectos específicos de la ciudad-", explica Ramón Gonzálvez, director del Departamento de Historia del Instituto de Estudios Visigótico-Mozárabes de Toledo, organismo creado en 1977 tras el primer congreso.

La misa mozárabe se distingue de la romana en que el credo se canta después de la consagración, y antes de ésta se da el rito de la paz. También la hostia se parte en nueve pedazos en lugar de dos como se hace en la ordinaria. Las nueve fracciones representan otros tantos momentos concretos de la vida de Cristo.

La mozarabía

En los últimos años el orgullo del mozarabismo se puede detectar en la que fuera cuna de las tres culturas. Desde 1960 existe en la ciudad una Hermandad de Caballeros Mozárabes, erigida jurídicamente por el arzobispo de Toledo, y cuyos cofrades desfilan con azulados atuendos en la procesión del Corpus Christi.Las normas de regulación y pervivencia mozárabes son muy estrictas. Los requisitos exigidos para pertenecer a la mozarabía están escritos en el Padrón de las nobles familias mozárabes, que ha editado el Instituto Visigótico-Mozárabe. Para formar parte de la comunidad se ha de ser católico en principio y si "el bautizado sigue siendo fiel a la correspondiente parroquialidad personal en este rito y jurisdicción por ius familiae, como feligreses mozárabes de una realidad jurídica y eclesial de Santas Justa y Rufina o de Santa Eulalia y San Marcos", parroquias que son hoy el punto de referencia de los que profesan ese rito.

Congreso

Después de 10 años desde que se celebrara el I Congreso de Estudios Mozárabes, más de 60 expertos medievalistas de la época de Alfonso VI se reunen durante esta semana en Toledo, coincidiendo con el noveno centenario de la conquista de la ciudad por las tropas cristianas del rey de Castilla y León. En la preparación han participado junto con el Instituto Visigótico-Mozárabe otras entidades como el Ayuntamiento, la Diputación, el Arzobispado, la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno regional, el colegio universitario y la Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de mayo de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50