Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

España propone un plan de ayuda médica para Centroamérica en la conferencia europea

La conferencia de ministros europeos de Sanidad, celebrada en Estocolmo esta semana, debatió, entre otras cuestiones, un plan de ayuda médica a Centroamérica, denominado Plan Contadora Sanitario, que fue propuesto por la delegación española. La representación española estaba presidida por el ministro Ernest Lluch, e integrada por el embajador en el Consejo Europeo, Fernando Baeza, y un equipo de asesores. La conferencia, ya clausurada por la ministro sueca de Salud, Gertrud Sigurdsen, tenía como tema central El futuro de la salud mental.

Se trata, según explicó el ministro Ernest Lluch, de un programa de educación, prevención, erradicación del paludismo y de otras enfermedades infecciosas, que incluye a Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Panamá, que surgió como una consecuencia de las negociaciones que, en otro plano, viene desarrollando el denominado Grupo de Contadora.El ministro español de Sanidad aludió en su intervención en la conferencia a la importancia de la cooperación internacional en el plano de la salud y a las actividades que en tal sentido desarrollan diversos países del Consejo de Europa.

La propuesta española de incluir el punto en el temario determinó que fueran invitados a la conferencia de Estocolmo en calidad de observadores el ministro de Salud de Panamá, Carlos Brandaris, y el director de la Oficina Sanitaria Panamericana, el brasileño Carlyle Guerra, quienes pusieron a disposición de los ministros de Sanidad europeos la documentación referida a dicho plan.

Al mismo tiempo, el ministro Lluch formuló oficialmente a los asistentes una invitación a participar en la reunión que a principios de octubre tendrá lugar en Madrid con una conferencia internacional sobre el programa de salud para Centroamérica.

Experiencias europeas

En el curso de la conferencia se expusieron diversas experiencias llevadas a cabo en algunos países europeos en materia de sanidad mental. Los ministros participantes reafirmaron la importancia de la promoción y prevención de la salud mental como componentes fundamentales de una política global de sanidad. Se expusieron las líneas en que deberá orientarse todo lo relativo a estas enfermedades y la importancia de la coordinación de los países del Consejo de Europa en la materia.En la reunión estuvieron representados, además de los 12 miembros de la Comunidad europea, un total de 21 países europeos y delegados observadores.

La próxima conferencia de ministros de Sanidad del Consejo europeo tendrá lugar en París en 1987 y está previsto que el tema a tratar sea el de los trasplantes de órganos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 1985