Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 18 muertos y más de 70 heridos por explosión en un restaurante de Barajas

El local era frecuentado por los norteamericanos de Torrejón de Ardoz

Al menos 23 personas perdieron la vida, según el balance provisional establecido a las 4.45 de la madrugada, mientras continuaban los trabajos de rescate, como consecuencia de una explosión registrada ayer a las 22.30 en el restaurante El Descanso, en Barajas, muy frecuentado por personal norteamericano de la base aérea de Torrejón de Ardoz. Más de 70 personas sufrieron heridas. A esa hora se desconocían las causas del siniestro, aunque en medios policiales se barajaba la hipótesis de un atentado. El inmueble, de tres plantas, se desplomó sobre los comedores. Gran número de clientes quedaron sepultados bajo los escombros. En el momento de cerrar esta información los bomberos trabajaban todavía entre los cascotes y no se descartaba que pudieran aparecer más cadáveres.

El restaurante El Descanso se encuentra a unos 10 kilómetros de Torrejón de Ardoz, en cuya base aérea hay destinados 4.500 militares norteamericanos. Algunos clientes hablaron de la explosión de una bomba desde el primer momento y los empleados del restaurante confirmaron que el estallido no se había producido en las cocinas. El encargado de El Descanso, Francisco Rosado, declaró de madrugada que había revisado personalmente los depósitos y la instalación de gas propano que abastecía los fogones del restaurante, situados en la parte trasera del inmueble, y que se encontraba en buen estado.El establecimiento, de tres plantas, contaba con tres comedores que se encontraban ocupados por dos centenares de clientes, de los que una cincuentena eran de nacionalidad estadounidense. Otras personas esperaban en la barra que a quedara libre alguna mesa. Un hijo de los propietarios, llamado Juan José González, de 28 años, declaró que se encontraba junto a la barra cuando percibió una vibración prolongada, seguida de la voladura de las puertas. González insistió en que se trató de una bomba.

Personal de la Embajada de Estados Unidos y de la base aérea de Torrejón acudió al lugar, junto a dotaciones de la Policía Municipal de Madrid, los bomberos de la ciudad y la Asociación de Ayuda en Carretera. Una docena de heridos de nacionalidad estadounidense, de carácter leve, fueron evacuados a las instalaciones sanitarias de la base militar de Torrejón de Ardoz.

Un portavoz de la base declaró que se carecía de cualquier tipo de información y que los heridos podían ser militares o familiares. La misma fuente añadió que otros dos ciudadanos norteamericanos, al parecer heridos de gravedad, habían sido conducidos a hospitales españoles.

En torno a las tres y media de la madrugada se produjeron enfrentamientos entre ciudadanos norteamericanos y policías españoles, al intentar los primeros pasar a la zona donde trabajaban en el rescate de víctimas los bomberos. En su nerviosismo, los nortemaricanos expresaron su convencimiento de que, de tratarse de un atentado, estaba dirigido contra sus compatriotas.

Hacia las cuatro de la madrugada se recibió en la emisora Antena 3 y en otros medios una comunicación en la que un hombre con voz distorsionada se responsabilizaba en nombre de los GRAPO del atentado y lamentaba que hubiera ocurrido a la hora indicada y no a las 8.45 de la mañana de hoy, cuando estaba previsto. A esa hora, según el comunicante, el local es frecuentado por personal norteamericano de la base de Torrejón.

Páginas 21 y 22

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de abril de 1985

Más información

  • Las paredes de la chuletera El Descanso se vinieron abajo en un posible atentado