Reportaje:SALVADOR ESPRIU

Salvador Espriu será enterrado hoy en Arenys de Mar

Desfile de personalidades ante la capilla ardiente del poeta fallecido ayer

El poeta Salvador Espriu falleció ayer en Barcelona a los 72 años. Esta tarde a las cinco será enterrado en Arenys de Mar, donde se celebrarán los funerales. El poeta vivió en Arenys y su nombre invertido, Sinera, fue el símbolo de Cataluña en su lírica.El escritor había ingresado en la clínica Quirón el pasado 3 de febrero tras sufrir un paro cardiaco. Anteriormente se había recuperado de una trombosis cerebral. Según los médicos que le asistieron, ayer por la mañana el poeta murmuraba una palabra ininteligible. Le pidieron que la escribiera y puso "Verdi". Dedujeron que Espriu pedía que le grabaran el capítulo de la serie de televisión que ayer se emitía sobre este compositor. Según los médicos, Espriu no fue consciente de que se avecinaba un final trágico. A las ocho de la tarde, quedó instalada la capilla ardiente en el palacio de la Generalitat. Los restos mortales fueron recibidos por el Gobierno catalán en pleno. Durante la noche de ayer desfilaron numerosas personalidades ante el féretro, que seguirá expuesto hasta hoy a las cuatro de la tarde.Soledad y compromiso

Más información
Detestaba la avaricia y el viento

El presidente de la Generafitar, Jordi Pujol, visitó la clínica por la mañana, tras conocer la noticia. Pujol destacó el patriotismo del ecritor, su generosidad y gran espíritu de comprensión. El ex presidente de la Generalitat Josep Tarradellas y el ministro del Interior, José Barrionuevo, también se personaron en la clínica. El ministro de Cultura, Javier Solana, asistirá hoy a los funerales. El socialista Raimon Obiols así como Alianza Popular emitieron comunicados de duelo.

El cantante Raimon que ha musicado 21 poemas de Salvador Espriu destacó ayer que existía una imagen sesgada del escritor, una imagen que lo identifica únicamente con su poesía cívica. "Un eslogan no puede explicar la obra de Espriu, su pluralidad. Fue poeta, narrador y también dramaturgo, aunque detestaba esta palabra. Lamentablemente, estamos en una cultura del eslogan y se simplifica la complejidad y riqueza de su obra. Hay que leer a Espriu, con calma, para poder apreciarla". Para Raimon, la soledad de Espriu no suponía un alejamiento del poeta de su mundo. "Era un hombre identificado con la humanidad, se sentía parte de ella y asumía la historia del hombre". Para Raimon, después de Espriu, el catalán se escribe de una manera distinta. El cantante destaca la dignidad del poeta y su radical libertad.

El poeta Joan Oliver comentó ayer a este diario que vivió muy de cerca las consultas realizadas ante la Academia Sueca para proponer la candidatura de Espriu al Nobel. "Fue una injusticia de la academia dominada por la CIA, de una persona estúpida. Cuando se habló de Espriu, el responsable del departamento de lenguas románicas dijo que era un poeta localista. Eso no es entender nada. El poeta de la muerte resulta que hizo una obra localista, como si la muerte no fuera universal". Joan Oliver destacó la coherencia de la obra espriuana y considera que, despues de Carles Riba, es el poeta que mejor conocía la lengua catalana. El editor y crítico Josep Maria Castellet manifestó que la obra de Espriu quedará centrada en el largo período que va de los años veinte a ochenta de este siglo y "aún más especifÍcada en el curso de la guerra civil y el período posfranquista. Esto que podría ser sorprendente en un poeta lírico y casi metafisico, demuestra las raíces profundas de su poesía".

La actriz Núria Espert, para quien Espriu escribió Una altra Fedra, si us plau (Otra Fedra, si gustáis) comentó ayer que el poeta era una. persona cuya grandeza aumentaba conforme te acercabas a él. El director de teatro Lluís Pasqual destacó la lucidez y el rigor de "este hombre cívicamente impecable"- Ricard Salvat montó siete veces Ronda de mort a Sinera (estrenada en el Romea en 1965 y que presentó, también, en Venecia y París). Salvat recuerda que Espriu no se consideraba autor teatral. Salvat cita la lectura de la traducción francesa de poemas de Espriu realizada por Jordi Sarsanedas, la escenificación de La pell de brau "y el olvidado montaje Gent de Sinera (Gente de Sinera), realizado a partir de los personajes y la atmósfera de las obra de Espriu, reseguible en sus temas recurrentes como el laberinto, la muerte y el hecho diferencial catalán. Este espectáculo nos demostró la posibilidad de pensar en Espriu como hombre de teatro". El poeta alargó, por ejemplo, su Antígona para que Maria Aurélia Capmany tuviera más papel y cuando Salvat montó Primera historia d'Esther, el propio Espriu, con la colaboración de Carme Serrallonga, ayudaba a los actores a comprender el dificil catalán en que está escrita la obra.El poeta J V Foix ha declarado que "Espriu ha sido el poeta con representación nacional fuera de Cataluña". Foix distingue tres generaciones de poetas que siguen a Joan Maragafi: "La de Josep Carner, la de Carles Riba, en la que yo me cuento, y la de Salvador Espriu. Estos tres nombres conforman la que yo denomino escalera generacional poética catalana. Son tres nombres esenciales de nuestra literatura. Como recuerdo de última hora puedo decir que cuando me dieron el Prenúo Nacional de las Letras Españolas, la primera carta que recibí cordial, bien escrita y susceptible de guardarse fue la de Salvador Espriu. Era una muestra evidente de que a menudo un escritor está al lado del otro".

El catedrático Joaquim Molas lamentó, ante todo, la pérdida humana de un escritor que marcó su juventud. Para Molas, el hecho de que un escritor que tenía la idea de obra, en el sentido de Mallarinée, es decir, de que todos los libros están articulados, que no hay piezas sueltas, sea popular se debe explicar en ftinción de varias causas. Ante todo, por el aspecto cívico de su reflexión literaria apreciable desde la tercera parte de Les hores y, en especial, en Lapell de brau. "Espriu reflexionaba sobre el hombre y lo hacía desde su propia experiencia, lo que supone hacerlo desde un tiempo y un país concretos". Los aspectos realistas de su obra han ocultado al público la integridad de la misma. Por otra parte, para Molas, el reconocimiento internacional de Espriu, al margen de los propios méritos de la obra, se explica por su tratamiento del tema judío (que identifica con el problema de Cataluña) y el representar a una literatura de una lengua minoritaria en un estado multilingüístico.

Jaime Salinas destacó que "es indiscutible que su obra La pell de brau no sólo es una de las mas importantes en lengua catalana sino que es una de las obras más importantes en la España de este siglo". Carlos Bousoño comentó que para España es una pérdida dolorosa ya que tan alto artista honra a todos al honrar a Cataluña. María Zambrano manifestó su pesar al igual que Gabriel Celaya, quien recordó su amistad durante los años de lucha". Rafael Alberti, Juan Gil-Albert y Gerardo Diego, entre otros muchos, también manifestaron su pesar.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS