Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los secuestradores del avión somalí se rinden tras obtener garantías sobre la vida de siete presos políticos

Los tres oficiales somalíes que secuestraron el pasado sábado un Boeing 707 de las líneas aéreas de Somalia y lo desviaron a Addis Abeba (capital de Etiopía) se rindieron ayer a las autoridades etíopes y liberaron a los 108 pasajeros que mantenían como rehenes. El desenlace feliz del secuestro se produjo, tras obtener los piratas del aire una carta del Gobierno italiano en la que se éste se compromete a gestionar con el régimen somalí la obtención de garantías de que siete estudiantes condenados a muerte no serán ejecutados.Los tres oficiales somalíes recibieron la carta poco antes de que se cumpliera el plazo del ultimátum fijado para hacer estallar el avión, con los rehenes a bordo, si las autoridades somalíes no accedían a sus peticiones.

Las autoridades de Addis Abeba, por su parte, han garantizado a los secuestradores asilo político en Etiopía o la autorización para dirigirse a otros país de su elección. Etiopía y Somalia se hallan enfrentadas por el conflicto del Ogadén, provincia etíope que reivindica el Gobierno de Mogadiscio.

Los secuestradores, además de exigir el perdón y la liberación de los siete estudiantes condenados a muerte el pasado 2 de octubre por pertenecer a grupos opositores ilegales, pedían también la puesta en libertad de otros 14 prisioneros políticos -en su mayoría ex altos oficiales del Ejército somalí- y el derecho a celebrar una conferencia de prensa.

El secuestro del Boeing 707 por parte de los tres oficiales disidentes se halla en el marco de una serie de actos efectuados por la oposición armada somalí contra el Gobierno del general Mohammed Siad Barre, que dirige el país desde 1969.

Entre estos actos destaca el ataque efectuado en enero de 1983 por miembros del Movimiento Nacional Somalí -grupo que lucha contra el "dominio de las provincias somalíes del Sur sobre las septentrionales"- contra la cárcel de Mandera, en el que fueron liberados 724 detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 1984