Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios canarios presionan para obtener garantías sobre la adhesión

Las organizaciones empresariales agrarias han presionado al Gobierno autónomo de Canarias para obtener garantías en las negociaciones con la Comunidad Económica Europea (CEE) sobre sus exportaciones en condiciones no discriminatorias respecto a los productos peninsulares. En caso contrario, según el documento elaborado por el sector a nivel regional, romperían el actual consenso al que llegaron con el resto de las fuerzas económicas y políticas y optarían por la incorporación de las islas a la Política Agrícola Común (PAC) e, incluso, a la Unión Aduanera.Tras dar a conocer días pasados el Gobierno canario el informe de la Comisión Europea sobre el archipiélago, previo a su aprobación por parte del Consejo de Ministros de la CEE, en el que se aceptan las propuestas del Parlamento regional de permanecer al margen de ambas estructuras comunitarias y de la aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), los representantes agrícolas han puesto el grito en el cielo al considerar que la CEE pretende dejar fuera de juego a las exportaciones de plátanos al mercado peninsular y de tomates y pepinos, principalmente, hacia los países comunitarios.

La federación regional de Cámaras Agrarias, la Comisión regional del plátano (CREP), las organizaciones exportadoras de productos hortifrutícolas y la Asociación de Agricultores y Ganaderos (AFAGA) han remitido sus propuestas al ejecutivo que preside Jerónimo Saavedra, del Partido Socialista Obrero Español, en las que expresan la alarma del sector. En su opinión, no es cierto que el turismo es la base de la economía canaria, como señala el documento de la Comisión Europea, ya que la agricultura genera el 25%, de los puestos de trabajo directos e indirectos.

Exigen que la CEE autorice la conservación de la actual reserva del mercado del plátano con carácter definitivo, al tratarse en la práctica de una organización nacional de mercado. Asimismo, reivindican la equiparación plena de las exportaciones de tomates y pepinos, otras hortalizas, frutas tropicales y horticultura ornamental, productos que se encuentran en fase expansiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984