Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conversaciones por la paz

Morán no cree que la guerra pueda llevar a la paz

El ministro español de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, dijo ayer en la apertura de la conferencia de San José que esta reunión confirma el acierto de la política española al plantear su integración plena en la las Comunidad es Europeas sin abandonar por ello su presencia en América Latina. "Hoy, por primera vez, podemos ver cómo convergen los dos ejes centrales de la política exterior española; como no sólo no hay contradicción entre nuestra vocación europea y nuestra vocacion americana, sino que es posible que España aporte una contribución sustancial a este nuevo diálogo por el que siempre abogó". Este reencuentro entre Europa y América en torno al istmo centroamericano fue calificado por Morán como un primer paso hacia un acercamiento de dimensiones continentales. Europa y Latinoamenca no ha vivido, como a veces se dice, de espaldas, pero al menos en tiempos recientes su relación no ha sido todo lo profunda, todo lo intensa y todo lo fructífera que hubiera debido ser".La respuesta positiva dada por los Gobiernos europeos a la convocatoria del presidente costarricense supone "una voluntad política positiva de hacer oír la voz de una parte del Occidente que no cree que se consiga la paz haciendo la guerra". Al mismo tiempo constituye un apoyo firme, decidido y activo a los esfuerzos de paz que desde hace veinte meses está desplegando el Grupo de Contadora, cuya presencia en la reunión calificó de esencial.

Señaló que el Gobierno, español ha defendido siempre que los conflictos tengan una solución global, pacífica, negociada y regional, sobré la base de la no intervención y el respeto a la soberanía. Estos son los principios que el Grupo de Contadora ha venido gestando, y que constituyen la base del con senso regional que ya se está abriendo camino y que Europa apoya decididamente. "La responsabilidad de encontrar unos caminos hacia la paz y la democracia recae, por supuesto, sobre los pueblos de Centroamérica, pero estamos aquí reunidos por que creo que todos en Europa occidental, y desde luego en España, sentimos que algo nuevo se juega en esta lucha por la paz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 1984