La hormona purificada en el espacio

Las características y aplicaciones de la misteriosa hormona purificada en el espacio durante el vuelo del transbordador espacial Discovery se mantendrán en secreto al menos durante un año, según anunciaron ayer las empresas que patrocinan el proyecto.El secreto se debe a problemas de patentes comerciales, aunque fuentes de la compañía Johnson & Johnson, cuya división farmacéutica pretende comercializar el producto, han señalado que podría ayudar a tratar más de 10 enfermedades y que es similar a la que produce el cuerpo de forma natural. En el espacio se ha logrado una purificación 500 veces más rápida que en la Tierra y el producto será próximamente experimentado en animales y, probablemente dentro de un año, en humanos.

Más información
El espacio exterior, campo de pruebas para la farmacia del futuro

Durante el vuelo del Discovery, el tripulante Charles Walker procesó la hormona en un aparato de sistema continuo de electroforesis, utilizando un campo eléctrico y la falta de gravedad para conseguir la purificación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS