Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morán y Barrionuevo restan importancia política a repetición de atentados contra árabes en España

Los ministros de Exteriores y de Interior, Fernando Morán y José Barrionuevo, respectivamente, restaron ayer significación política interna a los dos atentados contra árabes registrados en Marbella y Madrid en lo que va de mes. Sin embargo, especialistas de la policía española en terrorismo internacional han admitido que el control policial de extranjeros en España "es exiguo" especialmente en lo que afecta a los súbditos árabes, "lo que facilita la libertad de movimientos en este país de numerosos grupos extremistas". Por otra parte la Jefatura Superior de Policía de Madrid informó ayer que el herido el viernes es Zaki al Halou, responsable de los comandos especiales del Frente Popular de Liberación de Palestina, que dirige George Habache.

A propósito de este atentado contra un destacado palestino el ministro de Exteriores manifestó a EL PAIS que "no es extraño" que se produzcan atentados contra súbditos de países árabes en España, "ya que se trata de un país de tránsito". Fernando Morán, que prefirió no hacer ningún tipo de declaración sobre las actividades violentas de estos grupos extremistas, reconoció que las relaciones entre España y la comunidad árabe son "muy intensas".Por su parte, José Barrionuevo declaró ayer en las isla de la Gomera que le parecía "descabellado que se pueda establecer un control individual para cada uno de los extranjeros que nos visitan", y reconoció que España "es el país más permisivo en materia de entrada a extranjeros dentro del área de la Comunidad Económica Europea", según informa desde Tenerife Carmelo Martín. En este sentido, anunció que su departamento estudia actualmente, junto con los ministerios de Justicia, Trabajo y Exteriores, una nueva normativa sobre extranjería, ley cuya aprobación, en opinión del ministro, se acordará en el presente año.

En relación con el atentado perpetrado el pasado viernes en Madrid contra Zaki al Halou, de 44 años, jefe de comandos del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), organización que dirige el cristiano George Habache, manifestó que el caso está sometido a investigación y "es muy aventurado ofrecer conclusiones". Por último, Barrionuevo calificó de "alarmistas" las insinuaciones sobre la proliferación de atentados contra árabes en España, y agregó que las condiciones de seguridad de los súbditos de esos países que residen en España son "muy aceptables".

El atentado contra el resistente del FPLP Zaki al Halou, que resultó gravemente herido, es el segundo perpetrado en lo que va de mes en España contra súbitos árabes. El pasado día 5 moría en Marbella el pakistaní Yusuf Harsam, víctima de los disparos de un desconocido. Harsam conducía el automóvil del editor de periódicos kuwaití Kalit Almarzook, contra quien iba dirigido el atentado.

La policía española aún no ha esclarecido este atentado, según confirmó ayer el ministro del Interior, aunque trabaja intensamente estos días, en esta investigación, especialmente a raíz del nuevo atentado del viernes. Los dos acompañantes del palestino Zaki al Halou continuaban prestando declaración ayer en las dependencias de la Brigada Regional de Información (antiterrorista), unidad que se ha encargado de las investigaciones.

En medios policiales no se descarta que en las próximas horas funcionarios de esta unidad se trasladen a la clínica La Paz para tomar declaración al herido con objeto de esclarecer no sólo el atentado, sino su presencia y actividades en España. El palestino objeto del atentado se encontraba en España con identidad falsa y pasaporte diplomático de Yemen del Sur, país en el que se encuentra la sede del aparato militar del FPLP.

Mejoría del herido

La residencia La Paz difundió ayer un parte médico sobre el estado de salud del palestino, que dice que "el enfermo ha recobrado su nivel de consciencia, respira de forma espontánea, sus constantes son normales y ha iniciado movimientos de miembros". Según fuentes de La Paz, a pesar de la mejoría experimentada, el pronóstico continúa siendo muy grave. Zai al Halou permanece custodiado por efectivos de la Policía Nacional.Especialistas de la policía española en terrorismo internacional aseguraron a este periódico que el control de extranjeros en España es mínimo, y ello ha sido utilizado por grupos árabes para utilizar nuestro país como campo de operaciones y ajustes de cuentas con absoluta libertad de movimientos. Prueba de ello es que hasta abril de 1983, después de un notable aumento de acciones terroristas de estos grupos en España y tras la llegada a la Comisaría General de Información de Jesús Martínez, no existían las unidades de terrorismo internacional en la policía española, que se crearon en esas fechas y funcionan en cada una de las jefaturas superiores de policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 1984

Más información

  • El herido el viernes en Madrid es el jefe de comandos de una organización palestina