Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Claudio Sánchez Albornoz lega su obra a la fundación que lleva su nombre

Claudio Sánchez Albornoz ha legado toda su obra a la fundación que lleva su nombre, según se recoge en su testamento leído públicamente ayer ante el pleno de la Diputación de Avila. El historiador, que falleció el pasado día 8 de julio y está enterrado en la catedral abuiense, se declara en su testamento "católico, apostólico y romano" y pide ser enterrado en el cementerio de Avila. Sus bienes serán repartidos en partes iguales entre sus tres hijos.

El texto tiene fecha de 8 de febrero de 1984 y fue leído por el presidente de la Diputación y de la Fundación Sánchez Albornoz, Jesús Terciado. Los años de trabajo acumulados por Claudio Sánchez Albornoz en ficheros, libros, cuadros y enseres, y su apartamento de Argentina pasarán íntegramente a la fundación que lleva su nombre y que se constituyó recientemente.En el testamento se establece que "lega a la Fundación Sánchez Albornoz, que se habrá constituido o se estará constituyendo en España, a través de la Diputación Provincial de Ávila, el apartamento sito en Buenos Aires (Argentina), calle de Anchorena, número 1.481, 4º, J, con todos sus cuadros, muebles, libros, escritos, ficheros y todo cuanto exista en dicho apartamento de puertas adentro".

En cuanto a los bienes económicos, derechos y acciones, por partes iguales, los lega a sus tres hijos, María Cruz, Nicolás y María de la Concepción Sánchez Albornoz Aboin.

La segunda cláusula recoge los deseos de don Claudio de ser enterrado en el cementerio de Ávila. Este punto contradice los hechos, ya que los restos mortales del historiador descansan en el claustro de la catedral de Ávila. Según el presidente de la Diputación de Ávila, los restos del historiador continuarán bajo el arco gótico de la catedral.

"Yo interpreto", decía Jesús Terciado, "que lo que don Claudio quiso constatar en su última voluntad fue que le enterraran como católico en Ávila. Lo cierto es que en repetidas ocasiones a todos los que le visitábamos (el gobernador, el obispo, familiares, etcétera) nos manifestó su deseo de ser enterrado en la catedral y allí continuará".

Negociaciones

Jesús Terciado, como representante máximo de la fundación, que componen las Diputaciones Provinciales de Ávila y León, el Principado de Asturias, la Fundación Ramón Areces y el Gobierno argentino, iniciará los contactos y las negociaciones con el embajador de Argentina para tomar posesión del legado de don Claudio.El presidente de la Diputación de Ávila añadió que nunca se ha pensado en traer nada a Ávila, primero porque se desconoce lo que hay y segundo porque no es una decisión que se pueda tomar unilateralmente.

"La fundación quiere establecer un centro en los diferentes organismos españoles que la componen. Podrán venir algunos libros, algunos ficheros, como puede ser el del reino asturleonés, y material de investigación que sea necesario".

Al parecer, los ejemplares únicos que existen en la colección se quedarán en Argentina. Lo que no se descarta es que puedan venir a España facsímiles o copias de los originales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 1984