Un corto soviético y un filme alemán obtienen vanos premios en el certamen de Gijón

La película alemana A bordo con una gallina de Arend Agthe, y el cortometraje soviético Aventuras de la hormiga, de E. Nazarov, se convirtieron en los filmes más premiados del XXII Certamen Internacional de Cine y Televisión para la Infancia y la Juventud, clausurado el viernes en Gijón por la directora general de Cinematografía, Pilar Miró.

Estos dos filmes recibieron el premio Platero, otorgado por un jurado compuesto por 60 niños, y la recomendación especial, concedida por el jurado internacional de adultos de la sección de chicos. También recibieron esta recomendación especial los largometrajes Otto es un rinoceronte, del danés Rumle Hemmerich; El herrero valiente, del checo Petr Sveda, y Gulibik, coproducción turco-germana dirigida por Jürgen Haas.

Recomendaciones del jurado

Por otra parte, el jurado oficial internacional expresaron su preocupación por la falta de original¡dad en las películas, la escasa atención dispensada a los personajes femeninos y una baja calidad en los guiones.La coincidencia entre adultos y chicos a la hora de conceder los premios de la sección de niños no se produjo, sin embargo, en los jurados de la sección de jóvenes. Mientras estos últimos otorgaron el premio Pelayo al largometraje norteamericano Nadia, de Alan Cook, y al corto español Los monstruos, de Pablo Menéndez, el iurado de adultos para esta misma sección distinguió con recomendación especial una película italiana -Una excursión escolar, de Pupi Avati-, otra noruega -Los piratas, de Marten Kolstad- y una tercera británica -Rino, de Jim Howell-.

La clausura del certamen, en el que se han proyectado películas de 35 países realizadas en el último año, terminó con la filmación de Feroz, de Manuel Gutierrez Aragón. Por su parte, la directora general de Cinematografía, Pilar Miró, que comentó con ironía "voy de mala aquí, en Gijón", confirmaba en conferencia de Prensa que la Dirección de Cine continuará subvencionando exclusivamente los festivales de San Sebastián y Huelva, pero reconoció que el certamen de Gijón es suficientemente importante como para seguir siendo apoyado económicamente desde el Ministerio de Cultura a través de otra dirección general que este año ha sido la de la Juventud, al asumir la subvención oficial de 4.000.000 de pesetas. Asimismo deseó que se solucionaran los problemas internos de la organización del certamen y que el próximo año sea superior en calidad de producción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de julio de 1984.