Familiares de un destacado miembro de los GAL fallecido reclaman una indemnización al Ministerio del Interior

El ex miembro de la OAS Jean Pierre Cherid, jefe de uno de los comandos de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), quien falleció en Biarritz (Francia) el pasado 19 de marzo al estallarle una bomba con la que pretendía atentar contra siete etarras, colaboraba con la policía española desde 1978, según han manifestado a EL PAIS familiares suyos residentes en Francia. Por su parte, el Ministerio del Interior ha negado rotundamente que Cherid o los GAL tengan relación alguna con el citado departamento.

Más información

Los citados familiares, después de facilitar numerosos documentos y datos que prueban su parentesco, y cuya identidad han mantenido en reserva por razones de seguridad, comentaron que han pedido una indemnización al Ministerio del Interior español por la muerte de Jean Pierre Cherid, como se materializó, siempre según las citadas fuentes, en casos como el de Andrea Pervins, de origen checoslovaco, miembro del Batallón Vasco Español, que falleció en París en 1981.Los familiares del argelino nacionalizado francés han afirmado que el Batallón Vasco Español y el GAL son el mismo grupo, que viene actuando en el sur de Francia desde 1977, aunque ha habido algunos cambios.

Según las mismas fuentes, los GAL sólo disponen actualmente de dos comandos operativos y se encuentran disminuidos a consecuencia de la fuga de algunos de sus miembros y por la huida de sus domicilios habituales de los principales dirigentes de ETA residentes en el sur de Francia tras las últimas actuaciones de estos grupos y la cooperación antiterrorista establecida entre Francia y España después de la reciente cumbre en Madrid de los ministros del Interior español y francés, José Barrionuevo y Gaston Defferre.

Los familiares de Jean Pierre Cherid han señalado que éste formaba parte y dirigía desde hace años uno de los más importantes grupos anti ETA, compuesto por ex miembros de la OAS y personas del hampa de Burdeos y Marsella. Este grupo es denominado como los históricos, ya que actualmente, según las citadas fuentes, existe un grupo de británicos dirigidos por un miembro de los servicios de inteligencia británicos, ya retirado y con residencia en Marbella, quien bajo el telón de dirigir una agencia de seguridad y alta tecnología organiza atentados contra etarras en el sur de Francia.

Los familiares de Cherid han expresado su protesta por "la falta de ayuda recibida después de que Jean Pierre se jugara la vida desde 1978 por combatir a ETA en su propio territorio".

Desmentido de la Guardia Civil

Familiares y amigos de Cherid han manifestado que estos grupos dependían últimamente de los grupos de operaciones especiales de la Guardia Civil. Por su parte, la Guardia Civil asegura que no tuvo ninguna relación con esta persona o con los GAL, a pesar de que un alto funcionario de la Presidencia del Gobierno tiene conocimiento de que en una de las ocasiones en que fue detenido portaba un carné, al parecer falsificado, de los servicios de información de la Guardia Civil

Según fuentes policiales de toda solvencia, un ex miembro de los GAL, de nombre Mario -aunque se cree que puede ocultarse con un seudónimo-, trabaja actualmente en una cafetería de la calle de Atocha en Madrid, y se sospecha que éste pudiera haber filtrado a una revista de información general, por cierta cantidad de dinero, datos sobre los Grupos Antiterroristas de Liberación y sobre la vida de Cherid.

Asimismo, se cree que una mujer relacionada con Cherid, Elena, residente en la población madrileña de Móstoles, también participó en esta filtración, en contra de lo que sospechan altos dirigentes de la lucha antiterrorista, que consideran que fue la viuda de Cherid, Teresa, la que pudo haber cobrado algún dinero por facilitar esa información.

El denominado Mario, natural de Calabria (Italia), estaba estrechamente relacionado con la Internacional Fascista y especialmente con Steffano de la Chiae y Salvatore Francia desde 1975. Según fuentes policiales italianas, Mario se encuentra actualmente en Madrid, después de haber decidido apartarse de los GAL, aunque su estancia en España se sospecha que puede ser ilegal.

Jean Pierre Cherid, ciudadano francés, antiguo miembro de la OAS, nació el 20 de noviembre de 1940 en Argel. A los 19 años se alistó como paracaidista en el Ejército francés. El 22 de abril de 1961, cuando el general Raoul Salan organizó el pronunciamiento en Argel contra el general De Gaulle, abandonó su puesto en la milicia para integrarse en la Organisation de l'Armée Secrète (OAS), grupo que luchaba por una Argelia francesa.

Varias fugas

El 1 de julio de 1962, fecha de la independencia de Argelia, Jean Pierre Cherid buscó refugio en Francia dentro de los objetivos de la OAS, hasta que fue detenido en Toulouse y condenado a 30 años de cárcel. En 1964 se fugó de la prisión en la que se encontraba en carcelado y pasó clandestinamente a España, donde fue detenido en Barcelona e ingresado en la cárcel Modelo. En enero de 1978 entró en contacto con los servicios de información y comenzó a trabajar en los comandos anti ETA.

El 21 de diciembre de 1978, un día antes del quinto aniversario de la muerte del presidente del Gobierno, almirante Luis Carrero Blanco, Cherid, en compañía de un policía español y un ciudadano italiano, levantan por los aires a José Miguel Beñarán Ordeñana, Argala, el hombre que dirigió el atentado contra Carrero Blanco. Ése fue el gran golpe contra ETA en el sur de Francia. Según fuentes oficiales del Ministerio del Interior, Cherid fue detenido en 1962 por paso clandestino de fronteras. En un principio ocultó su nombre para evitar su extradición a Francia, donde era buscado por su pertenencia a la OAS. Estuvo un mes en prisión y fue expulsado de España, aunque no a Francia. Ese mismo año regresó clandestinamente a España y se instaló en Alicante, donde fue nuevamente detenido.

Posteriormente, según las citadas fuentes oficiales, fue detenido el 29 de abril de 1981 en Madrid por su presunta implicación con bandas armadas de extrema derecha. Le fue aplicada la ley Antiterrorista y se le acusó de colocar dos artefactos explosivos, uno en la agencia de viajes Transalpino y otro en el domicilio del gerente de esa empresa, Andrea Meiville. El gerente de la citada agencia manifestó a EL PAIS que Jean Pierre Cherid trabajó en la empresa de viajes como promotor de ventas hasta el 3 de marzo de 1981, fecha en que dejó de prestar sus servicios en la agencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de junio de 1984.

Lo más visto en...

Top 50