Crítica:CINE
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Americanada

De haber trasladado su tímido sentido del humor a una perspectica crítica, tal como parece que recoge el libro de Wolfe, quizá esta película hubiera sido la divertida caricatura sobre el cine heroico que tan apropiada parece a nuestra época. Pero no es así: lo asombroso de Elegidos para la gloria es que está filmada en serio, como aquellos filmes españoles de posguerra que demostraban que el soldado español era un ejemplo de virtudes, como el español mismo, al que sobraban agallas para matar moros, conquistar América o perseguir el comunismo. Mucho nos hemos reído de aquellos viejos filmes, incluso por necesidad, como forma de superar la vergüenza que nos inspiraban.Pero ahora resulta que Hollywood, quizá condicionado por el ambiente de guerra fría que estamos respirando, recupera aquel género a mayor hónra y gloria del valor de sus soldados. Ello no sería nuevo ni quizá preocupante de no ser porque Elegidos para la gloria está rodada con tal torpeza, con unos esquemas tan simples, tan toscos, que el aburrimiento puede ahogar la paciencia del espectador. Sin ni siquiera añadir los valores del espectáculo, que sólo en Hollywood pueden realizarse con brillantez, la película se mueve por el terreno del documental dramatizado, recogiendo las anécdotas de los primeros hombres que surcaron el espacio.

Elegidos para la gloria

Guión y dirección: Philip Kauffman, sobre la novela de Tom Wolffe. Fotografía: Caleb Deschanet. Música: Bill Conti. Intérpretes: Charles Frank, Scott Glenn, Ed Harris, Lance Henriksen, Scott Paulin, Dennis Quaid. Aventuras. Norteamericana, 1983. Locales de estreno: Lope de Vega y Benlliure.

Filosofía

La competencia entre ellos forma la filosofía última del filme, "el mejor, será el primero", pero tampoco puede decirse que ello merezca curiosidad alguna, ni siquiera la malsana, ya que el discurso no pasa de cuatro frases rodeadas de himnos y algaradas patrióticas, que dan más sonrojo que información.Que Elegidos para la gloria haya sido premiada con cuatro oscars sí que es, en cambio, un tema sobre el que deben reflexionar cuantos siguen creyendo que esos premios corroboran calidades.

Filmado en cualquier otro país, este filme hubiera despertado las iras y las risas de los extranjeros; proyectado, por ejemplo, en el festival de Cannes, hubiera cerrado sus puertas para siempre. Vista en España, donde tantas buenas películas siguen ignoradas por los distribuidores, no cabe más que el estupor.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS