Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Edén Pastora ordena el cese de la guerra contra Nicaragua

Edén Pastora, dirigente militar de la Alianza Revolucionaria Democrática (ARDE), ordenó ayer el cese de la guerra contra Nicaragua, según informó a la agencia Efe, que mantuvo un contacto radiofónico con el líder guerrillero desde San José de Costa Rica.El contacto hubo de ser facilitado por un radioaficionado, ya que el centro de comunicaciones que ARDE tenía en la capital costarricense fue neutralizado, durante la noche del miércoles, por agentes de la Dirección de Investigaciones de la Seguridad (DIS) de Costa Rica, que inutilizaron el moderno equipo de VHF que permitía enlazar a la organización con 25 bases guerrilleras del sur de Nicaragua.

Durante la reciente ocupación, por fuerzas de ARDE, del puerto atlántico nicaraguense de San Juan del Norte, Managua protestó ante San José por las facilidades que Pastora encontraba en Costa Rica. El viceministro costarricense de Seguridad, Johny Campos, ordenó, el miércoles, el registro de la emisora de ARDE.

El Comandante Cero indicó a Efe que la intervención de la policía costarricense se produjo por orden de la CIA, que quiere obligar a ARDE a unirse con la Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN). Esta fuerza opera en el norte de Nicaragua, desde sus bases establecidas en Honduras, con fuerte apoyo de la CIA. Una fuente militar estadounidense informó ayer a la agencia Reuter que aviones de la fuerza aérea norteamericana han iniciado vuelos nocturnos de reconocimiento hasta 160 kilómetros en el interior de Nicaragua.

Pastora justificó su orden de alto el fuego porque, dijo, "no se puede desparramar una gota de sangre ni desperdiciar un solo tiro sin una mínima retaguardia logística". Añadió que ya ha solicitado asilo político en Panamá para su familia, que lleva muchos años viviendo en Costa Rica.

Las autoridades de San José siguen, por otra parte, negándose a entregar a Managua las dos embarcaciones de recreo, fabricadas en España, que fueron requisadas hace días. El viceministro nicaragüense de Asuntos Exteriores, José León Talavera, afirmó ayer que las embarcaciones pertenecen a una empresa privada panameña.

Los dos yates fueron desembarcados en Costa Rica por un carguero francés que no se atrevió a entrar en los puertos minados de Nicaragua. Las operaciones de minado fueron condenadas ayer, en Suecia, por 150 delegados de los 40 países miembros de la Internacional Socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 1984

Más información

  • Costa Rica cierra la emisora de ARDE