Crítica:CINECrítica
i

La memoria manipulada

Unos simples cascos pueden ofrecer a quien los use la sensación de vivir en plenitud experiencias de otras personas, cambiar la memoria, estimular visiones, imponer criterios. El invento estimula el inconsciente, las alucinaciones, los deseos y temores ocultos: todo ello queda grabado en esa cinta, que sus inventores desean poner al servicio de la comunicación, pero los militares, a la posibilidad de lavar el cerebro de los ciudadanos. En ese enfrentamiento, uno de los técnicos que gestionó su descubrimiento deberá abortar violentamente la fabricación en serie de los auriculares si quiere respetar la memoria de la doctora que dio vida a tan inquietante posibilidad: la degeneración de su utilidad arruinaría al ser humano.Proyecto Brainstorm, de Douglas Trumbull, alterna la narrativa con el espectáculo de numerosos efectos visuales, terreno en el que Trumbull se ha especializado profesionalmente antes de dirigir sus propias películas. Esa alternancia, sin embargo, no añade claridad a la historia, sino que muchas veces la interrumpe, aportando cierta confusión. Trumbull reconoce que eso fue exactamente lo que pretendió para poder ofrecer "cuestiones que hagan pensar", pero más que reflexionar sobre el abismo con que amenaza el Proyecto Brainstorm, el espectador desea investigar primero el propio camino de la película, aclarar su indecisión entre filme científico, político o simplemente de romance.

Proyecto Brainstorm

Director: Douglas Trumbull. Guión: Robert Stitzel y Philip Messina. Fotografía: Richard Yuricich. Música: James Horner. Intérpretes: Christopher Walken, Natalie Wood, Louise Fletcher, Cliff Robertson. Norteamericana. 1983. Fantasía científica. Local de estreno: Albeniz. Madrid.

Lirismo ingenuo

Cuando, en los momentos finales, las imágenes desvelan las visiones de la muerte, vence en la película esa cierta pretenciosidad de Trumbull, que antes ha envuelto el ingenuo lirismo; las demás posibilidades de la historia quedaron en el trayecto, fascinando más por su promesa que por la posterior oferta concreta.Este filme clausuró en la pasada semana el Festival de Cine Imaginario de Madrid. Tal como ocurrió con su película de inauguración, La zona muerta, ha llegado rápidamente a las salas comerciales. El festival sirvió de presentación a estos filmes, ofreciendo algunos de ellos en versión original subtitulada. La zona muerta se había presentado así y no con doblaje castellano, como se publicó. Entre doblajes y versiones originales, La zona muerta fue recordada luego en el lugar que su título indica. Las amenazas que desvela Proyecto Brainstorm están ya, claramente, a nuestro alrededor. El peligro es evidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de abril de 1984.