Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Negociaciones entre la Generalitat de Cataluña y Cultura sobre la política audiovisual

Para mañana miércoles está previsto que se celebre una reunión entre el ministro de Cultura, Javier Solana, y el conseller de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Max Cahner, para tratar el contencioso existente entre ambas instituciones sobre la política en materia de producción y distribución de videos. A la reunión asistirá también el alcalde de Olesa, Enric Termens, por lo que es previsible que las conversaciones incluyan, asimismo, la reconstrucción del teatro donde se representaba el tradicional montaje pascual de la Passió (Pasión).

Esta reunión fue anunciada ayer por el director general de Teatro, Música y Cinematografía de la Generalitat, Jordi Maluquer, durante un coloquio sobre el vídeo celebrado en el marco de la muestra Expocultura, que tiene lugar en Barcelona. En la citada sesión de trabajo intervinieron Miquel Porter Moix, jefe de Cinematografía de la Generalitat, Miquel Vilá, jefe del gabinete jurídico de la conselleria de Cultura, Jordi Maluquer, y una amplia representación de los sectores de la industria del vídeo en Cataluña. Jordi Maluquer explicó que la Administración central considera el video como un tema industrial y lo rescata del Ministerio de Cultura, cuyas competencias han sido traspadas a la Generalitat. Miquel Porter precisó que "la reciente impugnación del decreto de la Generalitat en materia audiovisual por parte del Ministerio de Administración Territorial sitúa este conflicto en una categoría política".

Todas la intervenciones coincidieron en señalar que urge la elaboración de una legislación que regule la industria del vídeo en Cataluña. Jordi Maluquer afirmó que "por un lado, el Gobierno español concede todas las competencias y, por otro, impide la práctica de éstas". El principal tema de discusión fue la impugnación, el pasado día 2 de febrero, por parte del Gobierno, de una normativa propuesta por la Generalitat para regular la producción y la distribución de videos. Según Jordi Maluquer "el 70% de la producción de vídeo se realiza en Cataluña y hay intereses por situar el centro de esta producción fuera de Cataluña. La confusión que se ha creado en la industria del vídeo es el acontecimiento más grave que ha tenido la Generalitat en su historia".

A lo largo de estas jornadas sobre el vídeo que se celebran en Expocultura se estudian y debaten diferentes aspectos de ese medio. La reunión de ayer trató de la edición y distribución de vídeo en Cataluña. Anteriormente se habían celebrado otras sesiones donde se puso de manifiesto la necesidad de elaborar una terminología en catalán que se adecúe al desarrollo del vídeo y que distinga claramente las funciones tecnológicas, culturales e industriales. La segunda sesión concluyó con el estudio de proyectos concretos que adapten el vídeo a la enseñanza.

Por otra parte, las asociaciones catalana, madrileña y valenciana de vídeo-club se reunieron la semana pasada en Madrid para tratar de la proliferación de videos comunitarios, que entregan a su clientela una media de tres filmes diarios por unas 2.000 pesetas mensuales. Los empresarios consideran ilegal este comercio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de febrero de 1984