Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aprobó una subida real del 18,75% para los fertilizantes

El Consejo de Ministros aprobó en su última reunión una subida en los precios de los fertilizantes del 18,75%, aunque el coste para los agricultores se coloque en el 11,2 % a partir de ayer, lo que significa una subida media para el conjunto del año del 10%. El incremento de los precios de fertilizantes admitido permite mantener dentro de las previsiones que la evolución de los inputs energéticos -precios de fertilizantes, gasóleo y electricidad- para la actual campaña no supere el 11% al que se comprometió el Gobierno con motivo de las negociaciones de precios agrarios.La modificación de los precios de los fertilizantes es, en realidad, del 18,75%, aunque los agricultores tengan que pagar un 11,2% de más a partir de la fecha de aprobación de la subida. La Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes solicitó un incremento de los precios del 36,03% basándose en la existencia de desfases anteriores, la subida de los precios energéticos de finales de 1982 y la previsión de evolución de los precios de las materias primas necesarias para la fabricación de los fertilizantes.

Negociación de Agricultura

La Junta Superior de Precios informó favorablemente una subida del 18,75% y proponía dos vías alternativas para llegar a este porcentaje. Las posibilidades eran fijar un precio final determinado para los productos y reducir el de las naftas necesarias para su elaboración, e incluso suprimir el impuesto de compensación de gravámenes interiores (ICGI) para el amoníaco de importación. En cual quiera de los dos casos el precio final para los agricultores hacía que se superara la barrera del 11% de los inputs energéticos.

El Ministerio de Agricultura mantuvo negociaciones con el resto de los ministerios implicados en la subida para reducir al máximo la repercusión sobre el precio final.

A partir de estas negociaciones el Gobierno decidió aprobar una subida general en el porcentaje propuesto por la Junta Superior de Precios, pero modificando el precio de la tonelada de nafta de las 42.000 pesetas actuales a 37.200 pesetas; incrementar la producción nacional de amoníaco de 600.000 a 750.000 toneladas anuales, manteniendo la subvención del Ministerio de Industria y Energía en 9.721 millones de pesetas, y suprimir durante un año el ICGI como había propuesto la junta de precios. Con estas medidas, el precio final quedaba en el 14,27%. Para llegar hasta el 11,2% de subida el Ministerio de Agricultura ha elevado la subvención que proporcionaba, de 1.238 millones de pesetas en 1983 a 2.000 millones en 1984, y, además, se ha reducido en un punto el margen comercial de mayoristas -queda fijado en el 2,5%- y de minoristas, que se reduce al 3,5%.

La subida del precio de los fertilizantes aprobada tiene una repercusión de 6,41 puntos en el conjunto de los inputs energéticos, a la que hay que sumar la del gasóleo agrícola, aprobada a primeros de enero, y que supuso 3,5 puntos. En total, al Gobierno le quedan 2,5 puntos de margen para la posible subida de las tarifas eléctricas dentro del conjunto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de febrero de 1984

Más información

  • Las subvenciones directas e indirectas reducen en siete puntos la repercusión para el sector agrario