Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Palau de la Música de Valencia ya tiene arquitecto

, El arquitecto José María García de Paredes realizará el Palau de la Música Ciutat de Valencia. El contrato entre el arquitecto y el ayuntamiento se firmará el próximo lunes en Valencia. José María García de Paredes cuenta con brillantes avales en este tipo de proyectos, ya que en 1978 realizó el auditorio Manuel de Falla, en Granada, y es responsable del proyecto del auditorio Nacional de Música, en Madrid.

Según la memoria de los servícios técnicos de urbanismo del ayuntamiento, el plazo de construcción se estima entre dos años y dos años y medio, pues la construcción de salas de idénticas características en Berlín y la citada de Granada requirió un margen de tiempo equivalente.

De todos modos, la tramitación del proyecto técnico ha sido acelerada enormemente para cumplir el compromiso entre el Ministerio de Cultura, que corre con el gasto del proyecto, y el ayuntamiento, en el que se especifica que al finalizar 1984 la inversión en obra debe ascender a casi un tercio de la cantidad global. El coste estimado del auditorio valenciano se calcula en una cifra superior a los 512 millones de pesetas.

Su emplazamiento se sitúa en la margen izquierda del río Turia, que en el futuro se transformará en zona verde y de ocio, según el proyecto urbanístico del arquitecto Ricardo Bofill, cuando el viejo cauce quede liberado de su actual uso de río. Su localización, entre los puentes de Aragón y del Ángel Custodio, permitirá una remodelación de la zona mediante la prolongación del actual paseo de la Alameda. Los técnicos municipales consideran el entorno paisajístico óptimo, "por tratarse de una terraza natural sobre el parque del río", y al mismo tiempo "supone una ayuda a la revitalización inmediata urbana y cultural del sector norte de la ciudad".

El ejemplo de la ribera del Támesis

El modelo urbanístico adoptado para integrar el auditorio en la evolución de Valencia es el de intervención en localizaciones periféricas que permiten operaciones complementarias de saneamiento y remodelación de áreas degradadas. En la ribera del río Támesis, en Londres, ya se aplicó con éxito este tipo de actuación municipal al levantar el South Bank.La prolongación del paseo de la Alameda que origina la construcción del recinto musical se llevará a cabo con el patrón histórico de este paseo, al que caracteriza una amplia calzada central de usos diversos y jardín y árboles en los laterales.

La capacidad estimada es de 1.500 plazas. Para la elección del aforo se ha tomado en consideración tanto la demanda musical de la ciudad como el índice de otras ciudades. europeas. El aforo del auditorio Manuel de Falla es de 1.311 localidades. La superficie se eleva a 7.661 metros cuadrados, que resulta una media por plaza de 5,10 metros cuadrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de enero de 1984