Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT intenta desligar el plan de Standard del contencioso sobre las inversiones de Telefónica

La patata caliente del plan de reestructuración de Standard Eléctrica, tras haber finalizado los expedientes de regulación rotatoria de empleo en dicha empresa antes de que Economía y Hacienda, y Transportes y Comunicaciones se pongan de acuerdo sobre las inversiones de Telefónica, ha pasado al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. UGT, a últimas horas de ayer, propiciaba la firma de un preacuerdo entre ITT, Telefónica, Industria y sindicatos, para que se pudiera llevar adelante el plan de reestructuración de Standard Eléctrica.

Fuentes del sindicato socialista insistieron en que lo importante es llegar a este preacuerdo que facilite al Ministerio de Trabajo la aprobación de nuevos expedientes de regulación (unos 1.000 trabajadores en 1984, 600 en 1985, y 300 en 1986) dentro del plan de reestructuración de Standard Eléctrica. "Si finalmente Telefónica no puede hacer frente a todos sus compromisos de compras a ITT por el recorte de sus inversiones, ya arbitrará la Administración otras medidas complementarias, que hagan posible el cumplimiento del plan de reestructuración de Standard Eléctrica. Lo importante es que se acepte el compromiso de esta reestructuración y se respeten todas las cláusulas de índole laboral (creación de puestos de trabajo en el trienio y absorción de excedentes por Telefónica)".Frente a esta postura, que claramente pretende desdramatizar las repercusiones sobre Standard Eléctrica de los enfrentamientos ministeriales en torno a las inversiones de Telefónica, está la de ésta última compañía. Telefónica, a quien se compromete en unos acuerdos perfilados por el Ministerio de Industria y por directivos de la multinacional ITT, no está dispuesta a asumir niveles de compras adicionales a Standard cuando sus inversiones normales previstas en el Plan Cuatrienal corren el riesgo de sufrir un serio recorte.

Antonio Puerta, secretario del metal de UGT, señaló que la central socialista defenderá una subida del 6,5% para los trabajadores del grupo ITT, ya que existen contrapartidas de empleo en la propuesta que se discute en el Ministerio de Industria. Los representantes de las empresas del grupo, sin embargo, proponen una subida del 6,5% sobre el total de la masa salarial, con lo que el incremento real sería inferior. Otra discrepancia de UGT reside en la jornada laboral y propone que se reduzca a 38,5 horas semanales como medida para crear empleo.

CC OO, por su parte, mantiene una postura de oposición a la propuesta de la Administración, informa Efe, ya que considera que adolece de un plan industrial y financiero concreto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de enero de 1984

Más información

  • Trabajo tendrá que decidir hoy sobre la regulación de empleo en ITT