Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pueblo de Galisteo mantiene la tradición del auto navideño

Por segunda vez en siglos la Cofradía del Niño Dios de Galisteo (Cáceres) ha salido de los límites de su pueblo para representar uno de los autos sacramentales navideños que desde hace más de 300 años interpreta ante sus vecinos el 25 de diciembre. En la antigua iglesia de San Blas de Salamanca, hoy auditorio municipal, doce personas han recitado los papeles de pastores, Virgen, San José, ángel, diablo, gracioso..., toda una muestra de los personajes obligados en los ancestrales dramas religiosos populares.

La Santa Cofradía del Niño Dios está formada por 33 miembros, los mismos que los años de Cristo. Su objetivo fundamental es la representación y conservación del auto navideño, escogido cada año entre una serie de libretos que se transmite desde el siglo XV. Esta Navidad el auto fue El más valiente pastor y firmeza de Diana, en el que, como marca la tradición, las fuerzas del bien triunfaron sobre las del mal y los resultados se ofrecieron al Niño-Dios. Todos los personajes recitaron su papel con el soniquete característico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de enero de 1984