Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El oro de la República

Le escribo haciendo uso de la libertad de expresión de la que su periódico es, sin duda, un claro exponente. Y lo hago intentando aclarar al señor Albert Mennen que el oro de la República no fue robado" (como afirma en su carta del 6 de diciembre), sino intercambiado. Éste no fue a parar únicamente a Rusia, sino que el 26,5% fue vendido al Banco de Francia para movilizar las reservas que la República tenía en el Banco de España (en esos momentos la República necesitaba material bélico). Esta decisión fue tomada por un Gobierno de filiación republicana, de izquierda republicana.Debido a la complejidad que para la República tomaba la situación internacional -y tras unos primeros intentos del ya Gobierno de coalición (comunistas, socialistas, anarquistas y de izquierda republicana) para obtener créditos de la URSS-, se empezó a moviliar y a vender el oro. La cantidad exacta fueron 510 toneladas, el 74,5% de los recursos existentes en el Banco de España.

Gracias a esto la URSS nos prestó -un apoyo logístico (Brigadas Internacionales), diplomático (dando importancia a la causa republicana ante el comité de no intervención del Congreso) y activo (creación del Ejército Popular y envío de armamento y municiones). Aunque este apoyo nunca fue suficiente para detener a los sublevados.

Nada más me queda por citar el libro del profesor Ángel Viñas El oro del Banco de España, entre Moscú y París para una mayor documentación sobre el tema. /

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de diciembre de 1983