Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Universidad del Mediterráneo podrá comenzar a trabajar en tres meses

La Universidad del Mediterráneo quedó constituida el pasado fin de semana en Valencia, tras el encuentro de 27 dirigentes europeos y, africanos, que acordaron abrir un nuevo plazo de tres meses para proceder a su configuración Jurídica y delimitar sus vías de financiación. El proyecto del que se habló consiste en crear una pequeña infraestructura organizativa que permita a cada país integrante de la universidad promover seminarios de participación restringida (no más de 15 especialistas) sobre lemas vinculados al estado actual de la investigación científica y cultural del Mediterráneo."No es fácil, sin duda, la rápida consecución de lo que se pretende", expresó el conseller de Cultura, Educación y Ciencia, Cipriá Ciscar, de la Generalitat valenciana. "Pero también es cierto que lo más difícil suele ser la concienciación de la necesidad de un proyecto". El acuerdo de impulsar este nuevo punto de encuentro cultural se produjo en la reunión, pero las divergencias sobre su naturaleza jurídica, financiación y estructura organizativa aplazaron a una posterior reunión la decisión sobre los estatutos propuestos. Una comisión, encabezada por la Generalitat valenciana, la región francesa Provenza-Alpes-Costa Azul y el asesor cultural de la Embajada de Francia en España, Lucien Castela, integrará las opiniones manifestadas en Valencia.

España estuvo representada por la Comunidad Valenciana, Generalitat de Cataluña, Consejo Regional de Murcia, Comunidad Autónoma de las Islas Baleares y Junta de Andalucía. Por Francia participaron las regiones de Provenza-Alpes-Costa Azul, Languedoc-Roussillon, Pirineos Meridionales y Aquitania, y por Italia, las regiones de Liguria, Toscana, Lazio, Emilia-Romagna, Véneto y Piamonte. Del norte de África concurrieron representantes de Túnez, Argelia y Marruecos. La Unesco envió también una cualificada representación.

Los obstáculos a superar consisten en la forma de integrar una representación política dispar al situar al mismo nivel representantes de Gobiernos autónomos con delegaciones de países y naciones, así como en el falso equilibrio propuesto con tres naciones del norte del Mediterráneo y tres del sur, cuando la representación de los primeros es superior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 1983