Los trabajadores de Correos de Lérida, contra el procesamiento de un empleado de cartería por presunto desacato a un juez

La asamblea de trabajadores de Correos de Lérida acordó ayer manifestar su protesta por el procesamiento de Salvador Darias Gran, jefe del turno de noche de cartería de Lérida, por el presunto delito de desacato a un juez a quién se negó a atender fuera de hora. La asamblea decidió también solicitar, en un carta dirigida a Enrique Barón, ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, su intercesión ante el titular del Ministerio de Justicia para la resolución del caso.

Más información

Según fuentes jurídicas, el ingreso en prisión del funcionario, durante 20 horas, por orden del juez de guardia Ricardo Cubero, y la apertura de diligencias judiciales previas que han culminado en el procesamiento de Salvador, responde a una aplicación muy estricta del principio de autoridad por parte del magistrado.Fuentes del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones han manifestado a este diario su preocupación "ante el posible conflicto entre funcionarios de Correos y del Poder Judicial. El conflicto está latente y puede estallar, en cualquier momento. Hasta ahora, se han podido parar las acciones reivindicativas de los funcionarios, pero en Zaragoza, por ejemplo, los ánimos estaban ayer muy exaltados". La mayoría de asambleas de funcionarios de correos de las provincias españolas han enviado telegramas de adhesión a Salvador Darias Grau.

Altercado verbal

Los hechos sucedieron el día 19 de agosto, cuando Ricardo Cubero, titular del Juzgado de Instrucción número 2 y magistrado de guardia en aquel momento, acudió al pabellón postal de Correos de Lérida, minutos antes de las ocho de la tarde, con intención de certificar una carta dirigida al Consejo General del Poder Judicial y en cuyo remite, según el resguardo de Correos, figuraba el nombre del propio juez. Una empleada del juzgado, minutos antes -ya que el horario de recepción de cartas estaba cerrado- había sido informada en la central de Correos de Lérida de la posibilidad de que, como último recurso y dada la presumible urgencia de la carta, ésta podía ser certificada en cartería.Después de hablar con algunos empleados, Ricardo Cubero lo hizo con Salvador Darias con quien tuvo un altercado verbal al negarse éste a buscar en la guía telefónica el número del delegado provincial de Correos. Darias habría dicho que no quería favoritismos, que le daba igual si su interlocutor era juez, que allí no certificaba nadie, "ni el Rey, ni la Virgen, ni nadie", y que si quería saber el número de teléfono del delegado lo buscara él mismo. Fuentes cercanas a dicho funcionario han indicado que la negativa de ayudar a Ricardo Cubero fue producto de que éste "le había amenazado".

El magistrado, ya en el juzgado, llamó a declarar a Darias y éste, cuando subía las escaleras del edificio de la Audiencia, acompañado de miembros de la Policía Municipal, lanzó frases como "éste se cree que es la Justicia" y "mejor que se dedique a los delincuentes. Esto es un abuso de autoridad", han explicado a este diario fuentes del juzgado de Lérida.

El magistrado citó a Darias nuevamente para la mañana siguiente, el sábado día 20 de agosto, y después de una larga declaración en la que habría estado presente también un abogado de oficio, decretó su ingreso en la prisión provincial. Allí permaneció Darias más de 20 horas, desde aproximadamente la una del mediodía del sábado a las 10 de la mañana del domingo. El juez incluso habría dicho a Darias que no tenía nada personal en contra de él, pero que su actitud ante la autoridad judicial constituía un desacato grave.

Salvador Darias, fue procesado por existir en su conducta del 19 de agosto pasado indicios racionales de presunto delito de desacato según un auto dictado por el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 1 de Lérida, este delito, tipificado en el artículo 240 del Código Penal, puede dar lugar, a penas que oscilan entre los seis meses y los seis años de arresto menor, en caso de condena.

Las diligencias abiertas por el Juzgado número 2 pasaron al número 1, ya que el titular de aquél -el propio magistrado Ricardo Cubero, quien había protagonizado el incidente con el procesado, se abstuvo.

Asimismo, al día siguiente de dictado el procesamiento, el 11 de, septiembre pasado, el titular del número 1, Carlos Cezón González, cesó para ocupar una plaza en Ciudad Real. Actualmente tramita la elaboración del sumario el Juzgado de Distrito número 1, que hace las veces de instrucción, hasta que sea nombrado un magistrado titular en el número 1 de Primera Instancia. Para hoy jueves, le puede ser comunicado al procesado la aceptación o no del recurso presentado por su abogado defensor.

Secreto del sumario

El magistrado Carlos Cezón, ex titular del juzgado número 1 de Lérida que dictó el auto de procesamiento contra el funcionario de Correos, Salvador Darias, declinó ayer hacer declaraciones sobre el caso. A su juicio, informa Rosa Rivas "el asunto no hay que desbordarlo". El magistrado afirma que su decisión de procesar al funcionario "de ninguna manera ha sido apresurada y obedece a la existencia de indicios racionales de culpabilidad en el procesado". Carlos Cezón niega todo protagonismo en el caso y se muestra remiso a hacer declaraciones "porque todo está aun en el secreto del sumario". Carlos Cezón, que desempeñó el cargo de juez en Puertollano durante 1981, antes de su traslado a Vitoria y posteriormente a Lérida, llegó ayer a Ciudad Real, en cuya Audiencia Provincial ocupará la recién producida vacante de magistrado.El Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones está estudiando ahora el informe que elaboraron dos inspectores de la Dirección General de Correos y que por el momento no se ha traducido en ninguna sanción administrativa para Salvador Darias. "Esperamos que se produzcan los intercambios de información con el Ministerio de Justicia al más alto nivel. Todo ello sin que interfiera en absoluto la independencia de la justicia", según la citada fuente de Transportes, Turismo y Comunicaciones.

En caso de que dicho recurso no prospere, cabe otro de apelación subsidiaria ante la Audiencia Provincial. Tanto fuentes de la abogacía como de Correos de Lérida coinciden en "esperar de la Audiencia Provincial, dada su clara trayectoria en los últimos años, el sobreseimiento del caso o la rápida resolución del mismo".

El abogado defensor ha aceptado la defensa de Darias Grau con la condición de no interponer querella contra el juez Ricardo Cubero, tal como habían solicitado algunos sectores de entre los trabajadores de Correos por considerar que "el magistrado se había excedido en sus funciones al ordenar el ingreso en prisión del funcionario".

Fuentes cercanas a Ricardo Cubero, le describen como "un hombre especialmente interesado en hacer bien su trabajo y que ha dado muestras, en los dos años que Ileva en el Juzgado de Lérida, de su preocupación por los detenidos y su respeto a los valores constitucionales". Salvador Darias lleva 20 años en el servicio de correos, no tiene ningún cargo sindical, ni tampoco pertenece a ningún partido político.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción