Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU interviene por primera vez en la guerra civil libanesa al bombardear posiciones drusas

Estados Unidos intervino ayer, por primera vez, directamente en la guerra civil libanesa al bombardear las posiciones de la artillería de la milicia drusa, desde las que se había abierto fuego contra las instalaciones del contingente norteamericano de la Fuerza Multinacional.

AGENCIAS, Beirut

ENVIADO ESPECIAL

Paralelamente, el Ejército de ocupación israelí, que se replegó el domingo en el sur de Líbano, detrás del río Awali, cruzó ayer en varios lugares su línea de defensa para neutralizar a varios grupos de milicianos, según observó el corresponsal de la agencia Reuter.A pesar de que Walid Jumblat, líder del Partido Socialista Progresista (PSP), la principal milicia drusa, se comprometió en una entrevista que mantuvo en la noche del miércoles al jueves en Damasco con el emisario norteamericano, Robert McFarlane, a no volver a bombardear a la Fuerza Multinacional, ésta fue nuevamente atacada ayer de madrugada.

Menos de media hora después de que, hacia las 12 de la mañana, cayesen varios proyectiles cerca de un acantonamiento del contingente estadounidense en las cercanías del aeropuerto, la fragata de EE UU USS Bowen -uno de los siete barcos norteamericanos que navegan en aguas libanesas- disparó cuatro tandas de proyectiles mientras desde tierra los marines abrieron también fuego. El portavoz militar norteamericano, coronel Bob Jordan, aseguró ante la Prensa que los disparos habían alcanzado su objetivo: "Hicimos blanco. Acabamos con todo lo que estaba allí". El miércoles, tanto la aviación norteamericana como la francesa sobrevolaron las posiciones drusas para localizarlas pero no llegaron a bombardearlas.

Avance del Ejército

El Ejército regular libanés avanzó ayer hacia las montañas situadas al sur y este de Beirut a pesar de estar sometido a un intenso bombardeo artillero por parte de las milicias drusas, según señaló un comunicado oficial. Horas antes, el PSP había anunciado, a través de uno de sus portavoces, que controlaba toda la montaña. Sólo en la costa entre Beirut y las posiciones avanzadas israelíes subsisten algunas localidades en manos de la milicia cristiana.

En otro comunicado, el PSP acusó al Ejército regular y a las fuerzas cristianas de haber perpetrado una segunda matanza de drusos en el pueblo de montaña de Bnaye donde dieron muerte a "50 niños, mujeres y ancianos". El Ejército libanés, desmintió cualquier participación en los sucesos de Bnaye.

La reunión del miércoles en Damasco entre el emisario del presidente norteamericano, Ronald Reagan, y el jefe de Estado sirio, Hafez el Asad, no parece haber dado resultados tangibles a juzgar por los comunicados emitidos poco después del encuentro. Un comentarista de la radio oficial afirmó que su país "se negaba a dejar las decisiones relativas a la región en manos de EE UU".

El ministro sirio de Defensa, general Mustafa Tlas, fue más concreto al afirmar al diario kuwaití Al Qabas que sus tropas no participaban directamente en los combates de la montaña, "aunque estaban dispuestas a hacerlo" si los drusos se lo pedían".

En Madrid, los ministros de Asuntos Exteriores de los cuatro países que han constituido la Fuerza Multinacional -EEUU, Francia, Italia y Gran Bretaña- examinaron ayer la respuesta a dar a una petición del presidente Gemayel de que incrementen su participación militar en Beirut.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1983

Más información

  • El Ejército israelí cruza su línea de defensa