Matan a tiros en una calle de Santiago de Chile al gobemador de la ciudad

El gobernador de la región metropolitana de Santiago de Chile, general re ado Carol Urzúa, de 57 años de edad, resultó muerto ayer en un atentado perpetrado en la capital chilena por un comando no identificado, cuando salía de su domicilio para dirigirse a su despacho. En el atentado también resultaron muertos el chófer del automóvil, cabo segundo José Aguavo y el escolta cabo primero Carlos Riveros.

Cinco personas, entre ellas una mujer, que viajaban en una furgoneta Chevrolet de color amarillo, integraban el comando que disparó varias ráfagas de metralleta contra el general Urzúa. Inmediatamente después de los disparos, al parecer efectuados por la mujer, los cinco emprendieron la fuga.Una llamada telefónica anónima hecha a una emisora de radio de Santiago reivindicó ayer el asesinato en nombre del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Las autoridades. organizaron una vasta operación de rastreo a cargo de los carabineros y de la policía secreta, que acordonaron la zona y controlaron el tráfico de vehículos tanto desde tierra como desde el aire, mediante una flotilla de helicópteros.

El presidente de Chile, general Augusto Pinochet, convocó urgentemente una reunión del comité de crisis, al término de la cual el almirante José Toribio Merino, comandante en jefe de la Armada, declaró que el Gobierno seguirá adelante con su programa de apertura política. A la reunión no pudo asistir el ministro del Interior y hombre fuerte del régimen, Sergio Onofre Jarpa, que se encontraba en Buenos Aires.

El vicealmirante Patricio Carvajal, ministro de Defensa, se pronunció en el mismo sentido y afirmó que el atentado era inútil y tendía a poner dificultades e n el camino que está siguiendo el Gobierno. Se ha declarado duelo oficial en el país latinoamericano.

Dirigentes de la fuerza de oposición Alianza Democrática presentaron, por su parte, su condolencia al Gobierno. El jefe de la Confederación de trabajadores del Cobre, Rodolfo Seguel, declaró que "los trabajadores queremos la democracia y rechazamos la violericia". El embajador de Estados Unidos y la asamblea de obispos de Chile también manifestaron su condena del atentado.

El general Roberto Guillard Marinot fue designado anoche nuevo gobernador de la región metropolitana de Santiago, en sustitución del general Arzúa.

Página 2

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS