Torrente Ballester analiza la perspectiva humana de Ortega

La deuda de este país con Ortega es mucho mayor que con cualquier otro intelectual español de los últimos 100 años", afirmó el escritor Gonzalo Torrente Ballester en una conferencia pronunciada en Vigo con ocasión del curso de verano dedicado por la universidad de Santiago al centenario del filósofo madrileño. Torrente evocó a Ortega y Gasset desde una perspectiva humana, subjetiva y coloquial.

Torrente Ballester alabó las ideas de Ortega sobre la novela, corroboradas más tarde, dijo por escritores como Henry Ja mes y Sartre. Se refirió después a los cursos que Ortega explicó en la universidad de Madrid en los últimos años de la década de los veinte como "el primer espec táculo intelectual radiante que yo vi en mi vida". El escritor ferrolano, que tituló su conferencia Ortega desde lejos, se confesó discípulo del filósofo "a distancia". Según dijo, se enamoró como un adolescente de sus primeras obras, entre las que destacó La España invertebrada, y recordó los esfuerzos que le costaba reunir los 30 céntimos que costaba cada ejemplar de La Gacela Literaria, o las tres pesetas de cada número de la Revista de Occidente."No se pueden imaginar", dijo, "lo que suponía leer desde aquí, en 1929, que la sexta de Beethoven era una obra vulgar. Ortega ha sido el gran educador de este país. Promovió la traducción de Freud y nos presentó Europa a través de su revista. La deuda de España con él es mucho mayor que con cualquier otro intelectual de los últimos 100 años".

El último encuentro

Torrente detalló con entrañable cariño la última ocasión en que vio vivo a Ortega. "Fue una noche, en la Gran Vía madrileña, un año o dos antes de su muerte. Ortega, con sombrero de ala, miraba con devoción las blusas de las muchachas, hinchadas por el doble viento de los senos. Fue la ocasión en la que le vi más humano".

El autor de La isla de los jacintos cortados finalizó su intervención, improvisada en. todo momento, con un elogio de las ideas de Ortega sobre la novela, "que corroboraron años después escritores como Henry James o el mismo Sartre". "Su teoría sobre el modelo único de novela según los materiales de que dispone el escritor es acertadísima".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 1983.