Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARAGÓN

El Ayuntamiento de Zaragoza ejercerá acciones legales contra un nieto de Franco

El Ayuntamiento de Zaragoza ejercerá acciones penales contra el nieto de Franco, Cristóbal Martínez Bordiú por las manifestaciones vertidas en su libro sobre la actuación del cuerpo de bomberos en el incendio del hotel Corona de Aragón. Cristóbal Martínez Bordiú, en su libro de reciente publicación Cara y cruz. Memorias de un nieto de Franco, asegura que los bomberos se negaron a salvar a alguno de sus familiares durante el incendio del hotel Corona de Aragón ocurrido en la mañana del 12 de julio de 1979 y en el que perecieron 86 personas.En el primer capítulo del libro recuerda lo sucedido al incendiarse el hotel en el que se hospedaban varios familiares del antiguo jefe del Estado y que, según Cristóbal Martínez Bordiú fue un atentado. Dice textualmente: "... entonces los bomberos optaron por llevar a otras ventanas de la misma planta la escalera. Fue cuando uno de los escoltas, ante la negativa de los bomberos, sacó su arma y, apuntándola a quien dirigía la escalera, forzó a su devolución a la habitación ocupada por mi abuela, mi madre y el escolta que quedaba".

Estas afirmaciones han sido desmentidas y descalificadas por el Ayuntamiento de Zaragoza, y ayer, a una propuesta de la alcaldía, la comisión permanente aprobó por unanimidad dirigirse al fiscal general del Estado para que emprenda las acciones legales oportunas. Miembros del Ayuntamiento manifestaron a este periódico que estaban dispuestos a llegar hasta donde fuera necesario para defender el honor y buen nombre del cuerpo de bomberos.

Por su parte, el concejal delegado, Santiago Vallés, manifestaba que "tenemos pruebas filmadas para demostrar de dónde salió rescatada la marquesa Villaverde junto a su madre la señora de Meirás, mediante una autoescala por la que iban bajando, y fueron los bomberos quienes les ayudaron, como se prueba en esta película".

Según Santiago Vallés, el tema ya viene de lejos, pues en el desaparecido periódico El Imparcial Antonio D. Olano escribió un artículo en parecidos términos, por el que también se emprendieron acciones judiciales. La publicación del libro, así como las manifestaciones del nieto de Franco en un programa de televisión y la aparición, por entregas, del libro en diversas revistas han motivado que el Ayuntamiento de Zaragoza vuelva a insistir, manifestando que las acusaciones contra los bomberos "son absolutamente injuriosas y calumniosas".

Con las acciones legales emprendidas se pretende demostrar que nadie amenazó o instigó mediante armas a ningún miembro del cuerpo de bomberos para que acudiesen a rescatar a la viuda de Franco y sus familiares. Se asegura que al Ayuntamiento llegaron protestas de particulares por haber llevado el salvamento de los familiares de Franco antes que el de otras personas que quizá era más perentorio. Fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza han manifestado a este periódico que en el libro del nieto de Franco aparecen otras declaraciones de tipo grave, como catalogar lo sucedido como atentado, pero que no corresponde a la Corporación tomar medidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 1983