Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Opiniones de un 'posnovísimo'

José Ramón Ripoll, periodista, músico y poeta, dice que pertenece a la generación de los postnovísimos y, por esa razón, está fuera de todo grupo de escritores o poetas. "No hay definición que nos pueda uniformar. Entre nosotros, cada cual funciona a su aire. Puede que haya algún punto en común pero nuestro propio desperdigamiento impide que existan características conjuntas". Ripoll asegura que en estos momentos no se puede hablar de grupos de escritores ni de generaciones, al menos en su caso particular. Afirma que las vinculaciones que se producen son solamente encuentros esporádicos, como es su propio caso en su viculación con los cuatro amigos escritores andaluces con los que escribe en la revista literaria Fin de siglo, o con los que formó en Cádiz la revista Marejada, inaugurada con textos de Borges. "Pero", insiste, "en estos momentos no cabe hablar de generaciones".

Sobre la poesía afirma que no cree en la carrera poética, "la poesía es un misterio que vive dentro de uno mismo. Yo he hecho poesía desde siempre, junto a otras cosas (una de ellas la música) pero la poesía siempre ha sido algo que siento intimo, que estaba dentro de mi".

Su máxima satisfacción al conseguir el premio estriba en que en las bases de¡ concurso se establecía que la creación del galardón es un homenaje al comportamiento democrático del Rey Juan Carlos durante los acontecimientos del 23-F.

"El premio ayuda también a dar una mayor difusión a la obra y eso siempre es interesante, pero me satisface más ese otro motivo del que acabo de hablar", añade el poeta galardonado.

Respecto al contenido de los poemas prenuados dice que El humo de los barcos es un conjunto de veinte poemas circulares sobre el poema en sí mismo. "He hecho metapoesía intentan o caer en el lexismo y en los elementos lingúísticos, porque me interesa mucho la meditación y la reflexión".

Para dar una orientación sobre el contenido de la obra con la que ha conseguido ser premiado, entresaca algunos de los versos: "Un silencio sólo interrumpido por las sirenas broncas de los galeones". Es una posibilidad para la metitación en la que el principal motivo de reflexión es la misma poesía, según asegura José Ramón Ripoll.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de abril de 1983