Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nazi Klaus Barbie, detenido en Bolivia por estafa

El criminal de guerra nazi Klaus Barbie, alias Klaus Altman, refugiado en Bolivia, fue detenido el martes en La Paz bajo la acusación de estafa a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol). La República Federal de Alemania ha recordado mediante un portavoz oficial que mantiene la petición de extradición presentada en la primavera de 1982.Fuentes oficiales de la capital boliviana han manifestado que la detención de Barbie -ex jefe de la Gestapo en Lyón, nacionalizado boliviano en 1957 -se llevó a cabo por mandato del controlador general de la República por un "no respeto de contrato" que se remonta a 1975, durante la presidencia del general Hugo Banzer.

En aquel año la Comibol entregó a la Compañía Transmarítima Boliviana, creada por Banzer y de la que Barbie era director, un pedido de estaño por valor de diez millones de dólares para el mercado europeo. La mercancía fue entregada a sus destinatarios, pero Barbie no pagó a la Comibol. El expediente judicial fue congelado, dadas las altas protecciones con las que contó Barbie bajo los mandatos de Banzer y Luis García Meza. Con la llegada a la presidencia de Hernán Siles Zuazo se ha reabierto la investigación.

El Gobierno de la República Federal de Alemania occidental solicitó la extradición de Barbie, ahora hace casi un año, tras la orden de busca y captura por asesinato dictada en enero de 1982 por el juzgado de Augsburgo. El fiscal general de Bolivia, Hernán Acha Siles, se ha mostrado partidario de acceder a la petición alemana, aunque la última palabra la tiene el Tribunal Supremo del país andino, dado el cambio de nacionalidad de Barbie.

Klaus Barbie ha sido acusado de haber asesinado, en 1944, en Saint-Claude (Francia) al presidente del Consejo Nacional de la resistencia, Jean Moulin.

Un petición de extradición presentada por Francia fue rechazada en 1974 por el Tribunal Supremo boliviano arguyendo la inexistencia de tratado de extradición entre ambos países.

Tampoco se descarta que la fiscalía del Estado abra un nuevo expediente contra Barbie por el papel que jugó en la organización de violentísimos grupos paramilitares en la dictadura del general García Meza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 1983