Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía francesa impide por primera vez las acciones de boicoteo de los agricultores contra los camiones españoles

Por primera vez la policía francesa ha intervenido con celeridad para evitar las acciones de los agricultores del país vecino contra camiones españoles. El boicoteo comenzó hacia las diez de la mañana de ayer, protagonizado por un piquete de unos cincuenta agricultores galos, quienes cortaron el tráfico de la autopista hispano-francesa en un punto situado entre la frontera franco-española y la población de Le Boulou, mediante el levantamiento de una barricada, en protesta por las importaciones de lechugas y de escarolas españolas que llevan a cabo diversos países europeos. La Oficina de Información Diplomática (OID) del Ministerio de Asuntos Exteriores emitió un comunicado reconociendo la "pronta y radical intervención de la guardia móvil francesa", que "ha desmantelado la barricada".

A veintidós de los camiones interceptados se les permitió, tras la intervención policial, continuar la ruta, quedando retenidos durante unas horas los tres que portaban lechugas y escarolas.Minutos más tarde, el prefecto de los Pirineos Orientales, Jean Keller, informaba por teléfono al gobernador civil de Gerona, Miquel Solans, que en una reunión mantenida con un representante de los sindicatos de agricultores franceses, éste le había manifestado que depondrían su actitud de interrumpir el tránsito sí hasta las doce de la noche los camiones cargados con escarolas y lechugas permanecían en España. Consultado el delegado del Gobierno en Cataluña y el ministro del Interior, Miquel Solans ordenó la permanencia en La Jonquera de la veintena de camiones cargados con la mercancía mencionada que esperaban cruzar la frontera. El gobernador civil de Gerona manifestó que esta medida "no debe entenderse como una aceptación de las condiciones de los agricultores franceses, sino que se ha tomado para evitar la destrucción o pérdida de las lechugas y escarolas en tránsito". El resto de los vehículos pudo circular, aunque con notables retenciones, que se tradujeron al mediodía en colas de más de cinco kilómetros.

Críticas al Gobierno de París

Según algunos rumores que circulaban en La Jonquera, la manifestación de los agricultores franceses se habría decidido el pasado miércoles en una reunión celebrada en Perpiñán. En dicha reunión, los campesinos habrían criticado al Gobierno de París por la escasa información recibida sobre el contenido de las entrevistas que los ministros Miguel Boyer y Fernando Morán celebraron con sus homólogos franceses a principios de semana.

Para hoy está prevista en Perpiñán una reunión entre agricultores franceses y una representación de productores y exportadores españoles, encabezada por el presidente de la Asociación Nacional de Cosecheros y Exportadores de Lechugas y Escarolas, Enrique Bosch. En la misma podría tratarse de la formación de una comisión mixta que en principio estaría integrada por técnicos productores y exportadores, para intentar buscar soluciones.

Los agricultores franceses que protagonizaron la manifestación destacaron que su actitud no era contra los agricultores españoles ni contra su deseo de vender al Mercado Común, sino contra su Gobierno y las autoridades comunitarias que no hacen respetar las preferencias comerciales vigentes en la misma.

A última hora de la tarde de ayer se encontraban en La Jonquera, en espera de poder cruzar la frontera a partir de las doce de la noche, dieciocho camiones cargados con productos agrarios españoles. No se esperan para hoy ni manana nuevas acciones de los agricultores franceses, si bien se teme que se repitan a partir del próximo lunes en el caso de que los precios que se obtengan en el mercado de Saint Charles, en Perpiñán, no sean los que ellos pretenden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983

Más información

  • Un piquete cortó el tráfico en la frontera hispano-francesa en protesta por las importaciones agrarias