La entrada en la CEE

( ... ) La visita oficial a Madrid del vicepresidente de la Comisión Europea, Lorenzo Natali, brinda al nuevo Gobierno socialista una amplia agenda de meditaciones. La primera de las cuales caería bajo el epígrafe de que el camino de España hacia el Mercado Común no está sembrado de rosas. El señor Natafi, al parecer, trae un abanico de consignas en forma de propuestas. Todas las propuestas tienden a imponer a la producción española sacrificios muy serios. Bastaría leer la lista de sectores en crisis dentro del Mercado Comun a los que España deberá en los próximos meses reducir sus exportaciones. Son los sectores naval, pesquero, siderúrgico, textil y automovilístico, sin olvidar el agrícola, especialmente referido a los productos mediterráneos.Ocurre, si embargo, que un país, en determinadas circunstancias, debe definir su futuro, y en la nueva Secretaría de Estado para las Relaciones con las Comunidades Europeas se piensa que España no puede permanecer indefinidamente ante el Mercado Común en actitud de postulante. Cuando finalice esta legislatura, en 1986-, la postulación española al MC habrá cumplido nueve años. La Administración española ha dicho en Bruselas la semana pasada que sería muy difícil, tras nueve años sentado un país a una puerta, que en unas elecciones generales se atreviera algún partido a renovar la vocación europea de España.

17 de diciembre

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS