Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El nuevo Gobierno

De la Quadra anuncia un diálogo profundo con catalanes y vascos sobre la LOAPA

La conclusión del mapa autonómico con la aprobación inmediata de los cuatro estatutos pendientes, el traspaso total de las competencias restantes a las comunidades históricas dentro del próximo año, y la totalidad de las del resto en 1884, y la apertura de un diálogo con Euskadi y Cataluña, fundamentalmente para superar el ambiente de confrontación suscitado por la aprobación de la LOAPA, son, a grandes rasgos, los objetivos principales del Ministerio de Administración Territorial, del que se hace cargo Tomás de la Quadra Salcedo.En concordancia con lo expresado por Felipe González, el ministro se reafirma en "la voluntad inequívoca del Gobierno de diálogo profundo, y agotador si fuera preciso, en el tema autonómico, que supere y, funda los problemas que puedan existir con las complejidades autónomas y muy especialmente con catalanes y vascos, dentro de una operación de salto adelante".

Sabe no obstante el titular de Administración Territorial que la existencia de la LOAPA y el uso que de ella vaya a hacer el Gobierno socialista, condiciona en buena medida la posibilidad de ese pacto de Estado con los Gobiernos catalán y vasco, que el PSOE ha apuntado que desea cerrar. Una ley en cuyo origen -los pactos autonómicos- y redacción participó de forma muy decisiva Tomás de la Quadra.

"Felipe González", aclara, "ha repetido que nos vamos a atener a lo que diga el Tribunal Constitucional sobre la LOAPA. No obstante, debo de precisar de una vez por todas que existen dos loapas: la que algunos han atacado y la que el PSOE ha defendido, que no son las mismas. Ello indica que hay un margen importante de esperanza para buscar un terreno de encuentro, puesto que no hay una identidad de posiciones atacantes y defensivas".

"Necesitamos", añade, "abrir un diálogo profundo y sereno con catalanes y vascos, con voluntad de demostrar que queremos encontrar un punto de acuerdo sobre la LOAPA, que sé que existe. Hay dos lenguajes sobre esta ley que hay que aproximar. Sobre la LOAPA se a va a dialogar mucho".

Dentro de los planes del Ministerio de Administración Territorial para concluir el cuadro de las autonomías, definitivamente conformado por los pactos autonómicos firmados por PSOE y UCD en julio de 1981, tiene especial importancia la tarea de agotar los techos de competencias que la Constitución y los respectivos estatutos de autonomía confieren a las comunidades autónomas españolas.

"Es necesaria una actividad decidida para acelerar al máximo el traspaso de competencias pendientes, con los correspondientes anexos de personal y medios económicos, con las comunidades que primero se constituyeron, y ese objetivo creemos que puede quedar cumplido, al menos ése es nuestro deseo, y voluntad política para lograrlo no nos falta, a partir de la mitad del próximo año", afirma Tomás de la Quadra. No es fácil para el nuevo ministro de las autonomías fijar un plazo para la conclusión definitiva del proceso de traspaso de todas las competencias previstas en los estatutos de las diecisiete comunidades autónomas del Estado español. "Yo me atrevería a decir que este objetivo debe quedar cerrado en el año 1984".

Especialmente sensible va a mostrarse el Ministerio de Administración Territorial con Andalucía, que ha cubierto su primer año de autogobierno. "Hay que dotarla", señala su titular, "de plena capacidad de competencias y, en la medida de lo posible, cumplir y terminar con el calendario de transferencias previstas para el 1 de enero de 1982, que, desgraciadamente, va muy atrasado. Vamos a llenar de contenido autonómico a la comunidad autónoma andaluza dentro del próximo año".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de diciembre de 1982

Más información

  • Antes de concluir el próximo, año se traspasarán a Cataluña y Euskadi todas las transferencias pendientes