Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Armas del presente y del futuro

El perfeccionamiento de los sistemas de satélites en órbita de la Tierra como red básica de apoyo a actividades militares es uno de los objetivos más importantes del plan quinquenal elaborado por del departamento de Defensa de EE UU, pero no representa una innovación absoluta. Los satélites ya se utilizan en la actualidad para comunicaciones, espionaje o reconocimiento, vigilancia, alerta y apoyo al ataque y predicción del tiempo. Se utilizaron durante el intento de liberar los rehenes americanos en Teherán, y los rusos lanzaron varios exclusivamente para mantenerse informados del conflicto de las Malvinas.Lo que es nuevo es la tendencia a incluir armas y sistemas defensivos en los satélites que se pongan en órbita a partir de ahora. Las armas de un futuro ya cercano son:

Sistemas úntisatélite (ASAT): Su fin es destruir satélites. Los soviéticos utilizan los llamados satélites asesinos, dirigidos desde la tierra y puestos en órbita de forma convéncional, mientras EE UU parece haberse decidido por pequeños ingenios lanzados desde bombarderos F-15 e impulsados por un pequeño cohete.

Paso electromagnético: Ambas potencias tienen la capacidad de hacer explotar una bomba nuclear en el espacio, que produciría un pulso electromagnético que dejaría fuera de combate en el aspecto electrónico y de forma indiscriminada a la totalidad o la mayor parte de los satélites en órbita.

Sistema orbital de bombardeo: Podría disparar bombas nucleares desde una órbita de la Tierra. Lo tienen avanzado los soviéticos, pero EE UU prefieren su sistema de misiles intercontinentales, lanzados desde tierra, mar o aire.

Láser: Sus posibilidades están siendo investigadas por las dos superpotencias. Algunos expertos estiman que dirigir un rayo láser con precisión a grandes distancias resultará imposible en un futuro próximo. Otros le dan un plazo de cinco a diez años. Es el arma perfecta, instantánea y devastadora.

Rayos de partículas: Todavía más exótico que el láser. Consiste en partículas atómicas o subatómicas que penetrarían en la materia. Probablemente para el siglo XXI.

Estaciones espaciales: La URSS se encuentra más adelantada en este campo. Tendrían carácter totalmente militar y permanente, estarían rodeadas de minas y naves robot, y escudos para protegerse de la radiación, y para evitar ser detectadas.

Aviones espaciales: Comunicarían con la Tierra las estaciones espaciales. Similares al Shuttle, aunque probablemente más pequeños y versátiles, podrían fácilmente convertirse en vehículos de combate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 1982