Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un avión soviético secuestrado aterriza en una base de la OTAN en Turquía

Un avión de la líneas aéreas de la Unión Soviética fue secuestrado y obligado a aterrizar ayer en Turquía por tres estudiantes de la República Democrática Alemana (RDA), que solicitaron asilo político a 'las autoridades turcas después de tomar tierra en el aeropuerto de la base de la OTAN en Sinop, situado en la costa del mar Negro. Según la agencia de noticias turca, el piloto del aparato y dos de los pasajeros resultaron heridos a consecuencia de los golpes que les dieron los piratas aéreos con sus pistolas. El avión de Aeroflot, un Antonov que cubría el vuelo local entre las ciudades soviéticas de Novosirsk y Odesa, llevaba 42 personas a bordo.

En un principio los tres secuestradores que habían colocado una bomba en el avión y obligaron al piloto a intentar aterrizar en Samsun, pero las autoridades de esta ciudad negaron el permiso para aterrizar. El aparato tomó tierra entonces en Sinop, en el aeropuerto de la base que la OTAN dispone en esta ciudad. Inmediatamente después del aterrizaje, el aparato fue rodeado por fuerzas de seguridad. Los tres piratas del aire, Vitali Schmidt, de 27 años de edad; Boris Schmidt, de 20, y Arthur Surler se entregaron a la policía y solicitaron asilo político. El piloto y dos pasajeros resultaron heridos al intentar reducir a los tres piratas del aire. En Sinop fueron traslados a un hospital. Horas después de finalizado el secuestro aéreo, el aparato soviético fue autorizado a regresar a la URSS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de noviembre de 1982