Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OMS apoya el lanzamiento de un nuevo anticonceptivo

Un arquitecto suizo ha inventado un dispositivo electrónico que puede, según los expertos, ser una revolución en el campo de los métodos anticonceptivos naturales y, por tanto, aceptados por la Iglesia católica. Apoyado por la Organización Mundial de la Salud, que lo pondría, a bajo precio, a disposición de los países en vías de desarrollo si se confirman los resultados positivos, se trata de un perfeccionamiento del método de la temperatura, que utiliza, además de un termómetro, un microordenador para señalar los días fértiles y no fértiles. Bautizado con el nombre de Bioself, el aparato, que está programado según las características del ciclo menstrual de la usuaria, enciende una luz verde cuando se trata de un día no fértil, una luz roja si existe fertilidad escasa, y una luz roja intermitente si la fertilidad es máxima. El inventor, el suizo Edmond Desjacques, ha tardado seis años en desarrollar el invento, con un coste de unos cien millones de pesetas. Es posible que se ponga a la venta a principios del próximo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de octubre de 1982