Argelia, Mali y Mauritania, a favor de una negociación sobre el conflicto del Sahara

Argelia, Mali y Mauritania han decidido coordinar sus esfuerzos para evitar la intervención diplomática de Estados Unidos en el conflicto del Sahara occidental y propiciar una negociación política definitiva entre el Frente Polisario y el reino de Marruecos a través de la Organización para la Unidad Africana (OUA).En este sentido se han pronunciado los presidentes de los tres países: Chadli Benjedid, Mussa Traore y Juna Uld Jaidalla, quienes se reunieron recientemente en Argel, según informan fuentes diplomáticas occidentales dignas de crédito.

Argelia, a título de principal aliado de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD); Malí, como miembro del comité especial de la OUA sobre el Sahara occidental, encargado de organizar un referéndum de autodeterminación en la ex colonia española por encargo de la cumbre africana celebrada en Nairobi el año pasado, y Mauritania, a título de parte interesada en el conflicto, han estimado que, tras el bloqueo de la cumbre de Trípoli el mes pasado, procedía definir una posición común sobro el problema del Sahara occidental, en dos direcciones: la posible internacionalización del conflicto, en razón de los acuerdos de carácter estratégico que unen a Rabat y Washington, y el convencimiento de que no es oportuno enconar el aspecto militar de ese problema.

Los tres países parecen haber optado por la solución política negociada que compromete a la OUA, tal y como fuera acordado en la reunión del comité especial mantenida en febrero de este año, según la cual se elaboraba un programa de acción destinado a obtener un alto el fuego en el territorio incriminado y se definían las modalidades del referéndum de autodeterminación.

Los representantes del Polisario estuvieron ausentes en la minicumbre de Argel.

La acción diplomática de Estados Unidos en el problema de los palestinos que se encontraban en Líbano ha precipitado el temor que mantienen los círculos oficiales de Argel sobre una intervención norteamericana directa en el otro conflicto, a pesar de que a través de canales diplomáticos Argel y Washington mantienen un estrecho intercambio de opiniones sobre un tema en el que la Administración norteamericana parece buscar una opción política susceptible de interesar a marroquíes y argelinos.

En la búsqueda de nuevos elementos de apreciación sobre el conflicto, una delegación de la Comisión de Exteriores del Congreso de Estados Unidos, dirigida por Steve Nehman, se encuentra en Argel, donde ha sostenido una serie de conversaciones con personalidades del Frente de Liberación Nacional y de la cancillería argelina.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción