Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

Expedientado el inspector que criticó la negociación entre el Insalud y los farmacéuticos

José María Fernández Cuevas, director general del Insalud, y Ernesto Marco Cañizares, presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, han firmado el concierto entre ambos organismos para los próximos cinco años. El Insalud ha abierto expediente al inspector Francisco Pulido para esclarecer la filtración, durante el desarrollo de las negociaciones, de unos documentos en los que dicho inspector criticaba por conducto administrativo algunos aspectos del concierto, según informaron fuentes oficiales.

La renovación del convenio entre el Insalud y la corporación farmaceútica se firmó el pasado día 31 de julio. Fuentes de la dirección general del Insalud han manifestado que, por su parte, no lo habían hecho público porque se hallan pendientes de recibir el informe preceptivo de la dirección general de Régimen Económico de la Seguridad Social.La renovación del concierto provocó, durante las negociaciones, un incidente que ha culminado con la apertura de expediente a un inspector del Insalud, Francisco Pulido, quien actuó como asesor del organismo estatal. Pulido elevó un escrito crítico al director general del Insalud en el que daba cuenta de su disconformidad con algunos puntos del concierto y, especialmente, con la falta de rigor en el análisis de las propuestas de la corporación farmaceútica. En el escrito denunciaba haber sido objeto de una "ofensa pública" por parte de otro representante de la Administración, Jaime Corredeira, jefe del servicio de Prestaciones Farmaceúticas, quien trató de impedir que Pulido abandonara las negociaciones por considerar incorrecto su desarrollo.

El escrito de Pulido "había sido presentado por registro y su copia apareció publicada en un boletín de prensa". "Esta filtración", añaden las fuentes, "exige una investigación y por eso se ha abierto expediente a dicho funcionario, sin que por ello pueda imputarse a él el origen de la filtración". Respecto a la crítica que Francisco Pulido establece en su escrito, el propio director general del Insalud señaló en su momento (ver EL PAIS de 23 de julio y de 3 de agosto) que "Pulido tiene razón en algunos aspectos". A raíz de este incidente, Fernández Cuevas dirigió personalmente las negociaciones.

Propuestas perjudiciales

Los puntos del concierto, en su fase de negociaciones, reflejaban numerosas propuestas perjudiciales para la Seguridad Social. Sobre ellas, José María Fernández Cuevas señaló en su día que "no las vamos a admitir". El desconocimiento del texto del convenio ha impedido que expertos sanitarios ajenos a las partes firmantes del mismo hayan podido evaluar su contendio. En opinión de Fernández Cuevas, "se trata de un texto instrumental que pretende, fundamentalmente, recuperar el papel del farmaceútico como agente sanitario". "Se equivocan", añade, "quienes creen que el problema farmaceútico radica en la oficina de farmacia; está en una irracional penetración de los laboratorios extranjeros en el mercado español".El único dato evaluable, de momento, es el cálculo por el que se supone que las farmacias (unas 17.000) ingresarán en el aludido quinquenio un valor aproximado de un billón de pesetas, a un promedio de 200.000 millones de pesetas por año, con cargo a la Seguridad Social, teniendo en cuenta que el 85% de los compradores en farmacia son beneficiarios de auwella. Ello supone unos ingresos medios por farmacia de 3,5 millones al año, en función de su 30% de beneficios brutos. No obstante, según fuentes cercanas al PSOE consultadas por Europa Press, "en este concierto se ha marginado a la inspección del Insalud".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de septiembre de 1982