Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Poco público en los dos montajes del London Opera

Las óperas El maestro de música, de Giovanni Battista Pergolesi (1710-1736), y El triunfo del honor, de Alesandro Scarlatti (1660-1725), se han representado hasta ayer en el teatro de la Casa de la Caridad, de Barcelona, dentro del ciclo del Teatro Griego, programado por el ayuntamiento, por el London Opera Ensemble, con escaso público que, sin embargo, acogió muy bien ambos espectáculos.

Las dos óperas representadas, muy cercanas en su nacimiento ya que la de Scarlatti es de 1718 y la de Pergolesi en 1731, tiene carácter cómico, con abundancia de arias y dúos.

El maestro de música narra la historia de una cantante de ópera que será contratada por un empresario napolitano más por su belleza que por sus cualidades musicales. Ante la desesperación de su maestro, que no la cree preparada.

El triunfo del honor es una obra también de enredo y nunca mejor empleado el término, ya que en el mismo participan hasta cuatro parejas con cruces amorosos y familiares, culminando en el triunfo del honor, es decir, en la moral convencional que hace que cada oveja quede con su pareja.

Al margen de la fatuidad del argumento, la música resulta impecable. El quinteto de cuerda y clavecín, que dirige Wyn Davies, director musical de las piezas, ofrece una cumplida réplica al correcto cantar de los intérpretes. La dirección-escénica corre a cargo de Sally Day, mientras que el director de escenografía es Tim Reed.

El London Opera Ensemble, que se ha especializado fundamentalmente en óperas de cámara, fue fundado por Gonzalo Augusto, a fin de cubrir el vacío existente en este campo. Las representaciones las aborda desde un espíritu de fidelidad al texto y a la música y la pronunciación italiana es excelente.

La parte del grupo que actuó en Barcelona está compuesta por dos sopranos, dos mezzosopranos, dos tenores, un barítono y un bajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1982