Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis de Bruguera terminará en una, reducción de plantilla, opinan los trabajadores de la editorial

48 horas después de que la Editorial Bruguera suspendiera pagos se celebraron el pasado miércoles elecciones sindicales en la empresa. La participación superó el 87% ya que votaron 1.056 trabajadores de los 1.207que componen la plantilla. Organización Interior de Trabajadores de Editorial Bruguera (OITEBSA) ganó las elecciones al conseguir un total de dieciete delegados. La Unión General de Trabajadores (UGT) obtuvo siete y seis fueron a parar a Comisiones Obreras (CC OO). Medios laborales consultados por este periódico opinaron que se espera una inminente reducción de plantilla en la empresa, consecuencia de la mala gestión de la editorial en estos últimos cuatro años.

Un portavoz de la candidatura ganadora se abstuvo de comentar la situación actual de la empresa, en términos concretos, posponiendo el análisis para la próxima semana tras la celebración de una asamblea de todos los trabajadores de Bruguera y Libresa, empresa distribuidora, que tendrá lugar durante este fin de semana. Sin embargo, precisó que no consideraba justo que la mala gestión de Bruguera durante los últimos cuatro años la pagaran los trabajadores con su puesto de trabajo.Los medios laborales, consultados por este diario coincidieron en afirmar que lo que se esperaba era una inminente reducción de plantilla en la empresa, al margen de que se produjera o no la continuidad de la misma. En este sentido, directivos de Bruguera insistieron en que la editorial continuará funcionando y que la suspensión de pagos no representa en modo alguno la liquidación de la empresa.

El resultado de las elecciones muestra, en comparación con las últimas celebradas en 1980, un ligero retroceso de CC OO que obtuvo siete delegados en aquella ocasión, retroceso también de OITEBSA, que se autodefine como "colectivo autónomo asambleario", y que obtuvo veinte delegados en 1980, y un notable avance de UGT, que en 1980 consiguió tres delegados y ahora ha conseguido siete. Hay que anotar, sin embargo, que UGT no presentó candidatos en todos los centros de trabajo en las elecciones del 80.

El grupo Bruguera procedió la semana pasada, pocos días antes de la suspensión de pagos, a la venta de una de las empresas del grupo, Comercial Bruguera, al grupo editorial Océano, que dirige José Luis Monreal. Océano consta de varias firmas editoriales, entre otras Danae, Océano y Océano Exito. La especialidad de todas ellas es la venta a crédito de obras con profusión de ilustraciones clasificadas por un directivo de la editorial como de "divulgación cultural". Comercial Bruguera consistía también en un sistema de venta directa y, a crédito.

Vender "Mortadelo y Filemón"

Preguntado un directivo de Océano sobre la posibilidad del una compra mayor de Bruguera. por parte del grupo, la desmintió rotundamente. Afirmó que sería un cambio radical en su línea y, que no concebía a Océano vendiendo a plazos los tebeos de Mortadelo y Filemón.Paralelamente, y en relación con el mundo editorial, se ha hecho pública ya la decisión de Edicions 62 de no comprar el paquete de acciones de Seix Barral que le había sido ofertado. Esta empresa declinó la oferta agradeciendo a Planeta, que adquirió Seix Barral, las facilidades concedidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de junio de 1982