PRENSA

El IPI, preocupado por las tensiones entre el Ejercito y la Prensa en España

La preocupación del Instituto Internacional de Prensa (IPI) por las tensiones que existen entre el Ejército y la Prensa, agudizadas a raíz del fracasado golpe de Estado del 23 de febrero del año pasado, fue expresada anteayer por el director de esta asociación, Peter Galliner, en una recepción que ofreció el Ayuntamiento de Barcelona a los miembros de la junta directiva, tanto internacional como española, que se han reunido este fin de semana en Barcelona para preparar la asamblea mundial que comienza mañana en Madrid.

Tanto el alcalde de Barcelona, Narcís Serra, como el máximo directivo del IPI coincidieron en calificar en sus discursos de "fundamental" la aportación de la Prensa a la democracia española. Narcís Serra recordó en este punto que "un ilustre visitante suyo le había comentado unas horas antes que, la democracia española se había salvado en los últimos tiempos gracias a la Prensa y a la Policía Nacional".A la recepción del Ayuntamiento de Barcelona asistieron además de los directivos del IPI los directores de los periódicos locales, quienes ayer por la noche fueron también huéspedes del presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, en el palacio del Gobierno autónomo catalán. El comité directivo tanto el internacional como el español han preparado estos dos últimos días en Barcelona la "mayor asamblea del IPI en sus treinta años de existencia que se celebrará en Madrid el lunes, martes y miércoles.

Aunque existen tensiones en estos momentos entre un sector del Ejército y la Prensa y están pendiente también una serie de juicios a periodistas, lo que puede dificultar el libre ejercicio de la información, para los directivos del IPI, observadores internacionales cualificados, la situación general de la Prensa en España es muy positiva. "Lamentablemente", explicaba ayer Cuhsrow Irani presidente de este organismo, "cada vez es menor el número de países donde existe realmente la libertad de expresión".

Volviendo a las relaciones entre Prensa y Ejército Peter Galliner cree que estas tensiones se manifiestan en aquellos sectores militares y civiles que no desen precisamente la libertad de Prensa. "El intento de golpe de Estado en España ha demostrado que existe un grupo que no quiere la libertad de Prensa. Los ataques de estos grupos a la Prensa son típicos de aquellos sectores que no quieren ni democracia ni Prensa libre para España. Pero la mayor parte del pueblo español la desea". La 31ª asamblea mundial del IPI probablemente se pronunciará contra transgresiones concretas de la libertad de expresión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50