Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis Garci estrena en Madrid 'Volver a empezar', una película "para transmitir serenidad"

El realizador José Luis Garci abandona la época negra reflejada en El crack (1981) y el progresivo desencanto de la transición en Asignatura pendiente (1977), Solos en la madrugada (1978) y Las verdes praderas (1979) para reafirmarse en la esperanza y la vitalidad de su última película, Volver a empezar (Begin the beguine), estrenada ayer en Madrid. "He intentado hacer una película que transmitiera serenidad, que fuera la recuperación del encanto en una época de desencanto". La historia de amor de 'una pareja mayor' está protagonizada por Antonio Ferrandis, Encarna Paso, José Bódalo y Agustín González.

La película Volver a empezar tiene desde su estreno, primero en Gijón y Oviedo, como homenaje a los lugares donde transcurre la historia, y después en otras ciudades, un "éxito apabullante", y su director, José Luis Garci, considera que es su mejor trabajo junto con el cortometraje Alfonso Sánchez (1980) sobre el crítico desaparecido. Respecto a su filmografía anterior, "tiene una mayor sensibilidad, un tempo diferente, con una extraña magia y un encanto del que ha participado todo el equipo de rodaje". El filme, con un presupuesto de cuarenta millones de pesetas, se ha rodado en distintos lugares de Asturias y Estados Unidos.El argumento de Volver a empezar narra el regreso del escritor Antonio Miguel Albajara, premio Nobel de Literatura, a su ciudad natal, Gijón, después de cuarenta años de ausencia, pasados en Estados Unidos como profesor de Literatura Medieval. Según Garci, la historia tiene referencias de un personaje real que existió en Gijón, un gran poeta desconocido que murió en Francia a finales de los años cuarenta.

"En la preparación de la película", dice José Luis Garci, "quería trasladar fundamentalmente una historia de amor, no sólo el de un hombre y una mujer, sino también el amor a unos amigos, a un paisaje, y, sobre todo, a la vida. Una película que evita todo tipo de morbosidad y sofisticación, serena y tranquila, para que el espectador la vea con una sensación de bienestar. Una historia para recuperar el encanto supremo, la fe en el ser humano y en la vida".

La dedicatoria de Volver a empezar, a través de sus protagonistas, está dirigida "a la generación más vital y sufrida que ha tenido la España contemporánea; la de aquellos que fueron jóvenes en los años treinta y que aún están aquí, llenos de amor de esperanza, de coraje, de ternura y de fe en la vida, que son los valores absolutamente necesarios, en este momento, para volver a empezar. Es una película de esperanza y vitalidad".

José Luis Garci defiende un cine hecho con talento y sensibilidad, "un cine de autor de mayorías". "Hago un cine sincero, y estoy de acuerdo con él porque está hecho en libertad absoluta: en la producción, dirección y montaje. Intento hacer películas sencillas, con la mayor claridad y que vayan en progresión, pensando en el público".

A Garci le ha sorprendido que se comente la similitud de su historia de amor de gente mayor en Volver a empezar, pensada hace un año, con la pareja de la tercera edad de En el estanque dorado, la película norteamericana de Mark Rydell recientemente estrenada, que todavía no ha visto. También ha provocado polémica, por la actualidad en estos días, la referencia al Rey Don Juan Carlos, ya que en una secuencia el protagonista habla por teléfono con el Rey y recibe su felicitación. "Mi postura es a favor del Rey, y así lo escribí en el guión. En la película no se habla de un supuesto rey, sino de don Juan Carlos, el Rey de todos los españoles, salvo de algunos. Incluso el personaje le llama casi colega, adelantándose a la actualidad de ser candidato al Premio Nobel de la Paz".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 1982