Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Falleció el actor Fernández de Córdoba, lector del último parte de la guerra civil

El actor Fernando Fernández de Córdoba, uno de los más conocidos y prolíficos actores del cine español de la posguerra, murió anteayer en Madrid, a los 84 años de edad. Su mayor popularidad, sin embargo, la adquirió no en sus trabajos en la pantalla, sino como locutor de Radio Nacional de España durante la guerra civil, donde leyó el famoso último parte de guerra firmado por el general Franco el día 1 de abril de 1939. En la actualidad, y tras su paso por la dirección de la Real Escuela de Arte Dramático durante los años sesenta, vivía apartado de toda actividad profesional.

Hace dos semanas, los espectadores de televisión tuvieron ocasión de revisar una de sus más conocidas películas, Botón de ancla, junto a Fernando Fernán-Gómez, en la que el veterano actor encarnaba al director de la Escuela Naval de Marín. Los papeles de militares, tal vez a causa del encasillamiento de su imagen pública como portavoz radiofónico del cuartel general de Franco durante la guerra civil, abundaron en su carrera.Nació Fernández de Córdoba en Madrid en 1897. Muy joven emprendió la carrera militar, que abandonó para dedicarse al teatro en los primeros años veinte. Su primera película procede de 1927 y es un filme mudo: Las de Méndez, dirigido por Fernando Delgado. Desde entonces, su preferencia por el cine es continuada y no se le conocen actividades teatrales significativas en los años de su máxima popularidad.

Se dio a conocer como actor en los años de la República, con tres filmes de éxito: Odio, Vidas rotas y, sobre todo, El genio alegre, también dirigido por Fernando Delgado. El proceso final de esta película fue interrumpido por el estallido de la guerra civil, por lo que el filme no se estrenó hasta finalizada ésta y con el nombre de la protagonista, la actriz Rosita Díaz Gimeno, que fue una ardiente defensora de la República y que todavía permanece exiliada en Nueva York, borrado de los títulos de crédito.

Durante la guerra, Fernández de Córdoba trabajó como locutor en Radio Nacional de España, siendo el lector habitual de los partes de guerra, entre ellos el famoso parte final del 1 de abril de 1939, que el actor leyó con voz emocionada, y que en cierta manera condicionó su carrera posterior. En la posguerra se incorporó nuevamente a las nóminas de actores en activo del cine español, trabajando ininterrumpidamente hasta finales de la década de los años cincuenta, en que se apartó definitivamente de la actuación para dedicarse a la enseñanza y formación de actores teatrales en la Escuela de Arte Dramático, cuya dirección le fue confiada, pese a estar apartado del teatro desde muchos años antes.

Sus películas son muy numerosas, y entre ellas se encuentran algunos de los títulos más populares y de mayor éxito de los años de posguerra. Algunos de sus trabajos más conocidos son sus interpretaciones en El famoso Carballeira, El frente de los suspiros, Lola la Piconera, De mujer a mujer, Las últimas banderas, Misterio en la marisma, La alegre caravana, Angela es así y otras muchas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 1982