Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Tratamiento prometedor para la limpieza de coronarias

La eliminación directa de coágulos, origen del infarto del músculo cardiaco o miocardio, consecuencia en general de la oclusión de una de las arterias coronarias, ha parecido siempre un objetivo quimérico hasta que los progresos efectuados en los últimos años en lo que se refiere a la localización exacta de las lesiones cardiacas han permitido realizar un tratamiento enormemente prometedor a un equipo del hospital Beth Israel y de la facultad de Medicina de Harvard, de Boston (Estados Unidos).Consiste el nuevo procedimiento en determinar con precisión el emplazamiento de la arteria coronaria obstruida y en inyectar a través de un tubo (catéter) introducido hasta ese punto una solución de un producto denominado estreptoquinasa, conocido por su capacidad para disolver los coágulos. Esta inyección se practicó durante un promedio de tres horas y media en nueve pacientes que previamente habían dado su aprobación para la práctica del nuevo método, y logró la recanalización de la coronaria obstruida en ocho de ellos; en uno de estos ocho se produjo después una nueva oclusión y en un noveno no hubo mejoría.

El riego sanguíneo de la parte del corazón que había quedado dañada pudo comprobarse no sólo inmediatamente, sino a las dos semanas y a los tres meses de la inyección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 1981