Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CEPYME, mantiene sus acusaciones contra Rufilanchas

CEPYME-Madrid mantuvo ayer sus acusaciones contra Luis Rufilanchas, concejal responsable de Abastos y Mercados, quien, según la versión de los empresarios ofrecida en el curso de una conferencia de Prensa, "pidió 1.400 millones de pesetas a fondo perdido a cambio de, mantener los derechos adquiridos que tienen los actuales mayoristas de los mercados centrales, una vez que éstos pasen a Mercamadrid". Esta versión fue respondida en su día por Rufilanchas en el sentido de que este dinero había sido solicitado a los mayoristas como adelanto sobre sus tarífas, para pagar las expropiaciones hechas en Mercamadrid.El presidente de CEPYME-Madrid, Fernando González Olivé, informó que tanto la Asociación de Empresarios Mayoristas de Frutas y Hortalizas como la de Pescados, cuyos presidentes estaban presentes, se ratificaban en los conceptos vertidos en la carta enviada al alcalde en la que se denunciaban los métodos de negociación utilizados por Rufilanchas. Asimismo informó que no querían demorar la puesta en marcha de Mercamadrid, "sólo que nos negamos a participar por medio de presiones que lesionan nuestros legítimos derechos".

Con respecto a estas acusaciones, dos de los miembros de la comisión creada para las negociaciones con Mercamadrid, Carlos Gómez y Fernando Díaz, hicieron una exposición, en algunos momentos con cierta ambigüedad, de las conversaciones, mantenidas con el Ayuntamiento, que terminaron cuando Luis Rufilanchas les pidió el dinero.

La versión ofrecida indica que en los primeros días de agosto dos representantes de la Asociación de Mayoristas de Frutas se entrevistaron con Luis Rufilanchas en su despacho. Posteriormente fueron a un restaurante, donde el concejal les dijo que, aparte de pedir derechos, qué podían ofrecer. "Dijimos que transparencia, agilidad de mercado y una mayor comercialización, y él nos dijo que eso había que traducirlo a pesetas. Le dijimos que no entendíamos, y él nos habló de que podíamos costear el mercados de frutas construido en Mercamadrid que iba a suponer un desembolso de seiscientos o setecientos millones de pesetas", manifestó Gómez.

El 7 de septiembre se reunieron en un restaurante de la calle de Ayala Luis Rufilanchas y Eulogio Malo, concejal y delegado de Abastos, respectivamente, y Julián Díaz, Carlos Gómez y Emilio Bermejo, comisionados por los mayoristas. "Fue en esta reunión en la que Rufilanchas nos pidió no ya setecientos, sino 1.400 millones de pesetas por mantenernos los derechos de traspaso, herencia y permanencia durante cincuenta años. En ningún momento nos dio seguridad jurídica sobre el destino que se daría a esa cantidad".

Los representantes de los mayoristas precisaron, sin embargo, que Rufilanchas habló de que los, 1.400 millones era el coste de las expropiaciones que tendría que pagar el Ayuntamiento por los terrenos de Mercamadrid.

A pesar de estas salvedades, tanto CEPYME como los representantes de los mayoristas insistieron en que el dinero había sido solicitado "a fondo perdido y a cambio de mantener unos derechos que tenemos adquiridos y que se han respetado en todos los cambios de mercados producidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 1981