_
_
_
_

Salvador Dalí afirma que donará la mayor parte de sus obras personales y archivos a su museo de Figueras

El pintor desea que don Juan Carlos presida un nuevo patronato, con participación de científicos

Salvador Dalí donará la mayor parte de las obras que son de su propiedad personal a su museo de Figueras, ciudad del alto Ampurdán, donde el pintor nació hace 77 años. Dalí desea que se cree un nuevo patronato de este museo y que sea presidido por el rey Juan Carlos. Asimismo, Dalí creará un premio destinado a galardonar el mejor trabajo sobre el escritor francés Raymond Roussel, y otro premio para el mejor trabajo sobre la propia obra de Dalí. Por otro lado, Dalí reconoce que se abusó de su persona y que existen obras que le son atribuidas, pero que considera «iIegítimas».

Dalí pinta unas cinco o seis horas al día. Su estado general ha mejorado enormemente. Por ello, Salvador Dalí accedió a recibir a un representante de este diario en su casa de Port-Lligat. Hasta ahora, Dalí había estado sometido a dos tipos de presiones. Por un lado, la de la Generalidad de Cataluña, que desea potenciar al máximo el museo Dalí de Figueras, y por otro, la de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, que desea que Dalí done algunos de sus cuadros al Museo Español de Arte Contemporáneo de Madrid.Las declaraciones de Dalí coinciden con los criterios de la Generalidad de Cataluña y, desde luego, con los del Ayuntamiento de Figueras, ciudad para la cual el Museo Dalí constituye el principal atractivo turístico. Según el actual patronato de dicho museo, este es el más visitado de España, después del del Prado.

Nuevo edificio para futuras donaciones

El Ayuntamiento de Figueras, con la ayuda de la Generalidad, compró un edificio denominado Torre Gorgot, anexo a la actual sede del museo. El nuevo edificio acogerá las futuras donaciones de Dalí y también contará con frescos y paneles de Dalí, en cuya preparación el pintor está ya trabajando. Respecto a este edificio, que permitirá una ampliación de su museo, Dalí está lleno de proyectos.

En el centro de todos estos proyectos, Dalí sitúa a todas aquellas personas a quien admira. De ahí nace su deseo de que el rey Juan Carlos presida el nuevo patronato del museo, cuyo actual presidente es el propio pintor. Otros nombres que Dalí menciona van desde el filósofo mallorquín del siglo XIV Raymon Llul, el escritor catalán Francese Pujols (fallecido en 1962), el escritor francés del período entre guerras, partícipe en el nacimiento del surrealismo, Raymond Roussel; el inventor de un submarino y socialista utópico, Narcís Monturiol (nacido en Figueras, como Dalí, en 1919), el matemático francés René Thom y el filósofo americano Gary Newman, entre otras personas.

«La Torre Gorgot», explicó Dalí, «será a la vez la torre más alta y la más profunda, porque la llenaremos de agua en homenaje a Narcís Monturiol. Se podrá ver el agua depositada en la parte circular de la torre, mirando desde su parte superior, a través de unas ruedas que representarán las concepciones filosóficas de Raymon Llul.

"Crearé un premio sobre Dalí"

«En la ampliación de mi museo», afirma también Dalí, «habrá una gran biblioteca destinada a estudiar exclusivamente la obra de Francese Pujols y el futuro del hombre, así como las ideas de Raymond Roussel. Habrá en este edificio frescos y paneles que consistirán en pinturas incorporadas al techo. Crearé un Premio Dalí para distinguir a quien lleve a cabo el mejor trabajo sobre Raymond Roussel, y otro premio para aquel que efectúe el mejor trabajo sobre Dalí. Porque yo siempre he dicho que cuando pinto un cuadro encuentro muy natural que las personas no lo entiendan, que no entiendan lo que representa, ya que yo mismo no lo sé. Es necesario a veces que pasen varios años para que yo mismo empiece a comprender lo que quería representar con aquel cuadro».

En estas últimas semanas, Dalí ha vuelto a recuperar su constante fidelidada las ideas, a menudo pintorescas, del escritor Francesc Pujols, quien, además de una serie de obras de carácter insólito, escribió una serie de libros que van desde cuestiones fiiosóficas a otras de tipo político y artístico. Pujols fundó un sistema filosófico -que támbién llamaba religión- que primero denominó hiparxiología y, más tarde, pantología.

«En la ampliación del museo», manifestó Dalí, «reconstruiremos exactamente la habitación de trabajo de Francisc Pujols, en la ciudad de Martorell. Allí encontramos un armario lleno de manuscritos inéditos. Pensamos llevar a cabo algo que pueda influir mucho en la juventud, como es una representación teatral de su religión, la hiparxiología».

Preguntado acerca de las deseadas donaciones de cuadros que son de su propiedad, Dalí contestó que «naturalmente pienso efectuar tales donaciones. Todo lo que tengo. Pero de momento no todos (los cuadros), ya que quiero hacerlo cuando yo quiera y como quiera, en el momento en que decida yo mismo, ya que es un acto totalmente libre. Es Gala la persona más importante en este tema. También donaré al museo Dalí de Figueres todos mis archivos».

"Quiero ocuparme de mi antológica"

Dalí fue preguntado también por este diario acerca de la exposición antológica de su obra que el Ministerio de Cultura está intentando realizar, hasta ahora infructuosamente, desde hace más de un año.

Dalí respondió textualmente: «Esta exposición se hará, pero no en seguida. Yo quiero ocuparme de ella personalmente. Se hará en el momento en que quiera y cuando yo desee. Quiero ocuparme personalmente de ella porque hay muchas obras que se atribuyen a mí y son totalmente ilegítimas. Pero antes que nada soy totalmente partidario de potenciar mi museo».

Dalí agregó que ya está empezando a obrar contra lo que él considera «obras ilegítimas». En este sentido afirmó que «ahora empiezo a obrar a este respecto, a través de la sociedad Spadem (sociedad francesa para la defensa de los derechos de los artistas). Dalí desea que la exposición a efectuar en Madrid sea muy diferente de las llevadas a cabo en el centro Pompidou, de París, y en la Tate Gallery, de Londres: «Será una exposición totalmente diferente, en la que todas las obras las escogeré yo mismo. Las anteriores exposiciones tuvieron un cierto aire de carnaval. Tuve ideas que fueron muy mal interpretadas. Tenía que haber sido una kermesse heroica, que tuviera un sabor stendhaliano, y en cambio llevaron a cabo un falso Pantagruel. Pese a todo, aquellas dos exposiciones tuvieron un enorme éxito, lo cual era inevitable, ya que se trataba de Dalí».

Dalí manifestó también su deseo de reformar el actual patronato del museo. «Ello es urgente. Me gustaría que el patronato fuese presidido por el rey don Juan Carlos y que hubiese en el mismo destacados científicos, algunos de los cuales ya han aceptado estar presentes. Pienso en el matemático francés René Thom y el filósofo americano Gary Newman.

"Mis obras hay que verlas en Figueres"

Dalí se refirió al comunicado que en el pasado mes de diciembre entregó a la agencia France Presse, en el cual afirmaba que se consideraba abusado por personas que entonces se hallaban en su entorno. «Ello era totalmente exacto», manifestó Dalí, «y es una de las razones de mi depresión. Pero ahora empiezo a pintar y a dibujar. Gala incluso afirma que lo que hago ahora es mejor que lo que hacía entonces. Gala y yo nos hemos metido en la cabeza que el museo Dalí de Figueres sea un gran museo, y acabaremos lográndolo. Si se quería ver la obra de Rafael, era obligado ir a Urbino, y yo estoy en favor de este tipo de situaciones. Quisiera que no hubiera libros ni reproducciones de obras artísticas y que la gente estuviera obligada a ir a ver las obras en los lugares en que han sido llevadas a cabo. Cuando yo vi el museo con las obras del Prado en Ginebra, que es un lugar horrible, debo decir que los cuadros tenían mala cara. Hay que ver la obra de los pintores venecianos en Venecia. Es necesario ver a Rafael en Urbino. Las obras de Dalí hay que verlas en Figueres».

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_