Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Namibia y el diálogo Norte-Sur dominan la reunión de la Commonwealth

La independencia de Namibia y el diálogo Norte-Sur fueron los temas dominantes en los discursos de apertura de la conferencia de la Commonwealth que se celebra en Melbourne desde ayer. Los jefes de Gobierno de los 41 países miembros de la Commonwealth, que representan a la cuarta parte de la población del mundo, iniciaron ayer en la segunda ciudad australiana, Melbourne, sus reuniones en el marco de la conferencia bianual de las ex colonias británicas.

Malcom Fraser, primer ministro de Australia, país anfitrión, inauguró la conferencia con un discurso en el que apeló a la responsabilidad de los países participantes para resolver los enormes u difíciles problemas que serán abordados en la conferencia.El jefe del Gobierno australiano aludió muy especialmente a la situación en Africa austral, que directa o indirectamente afecta a la Commonwealth, y señaló que pese a las diferencias existentes en el seno de la Comunidad en estas deliberaciones, deben adoptarse acuerdos por consenso.

Respecto a Namibia, Fraser reiteró que todos los miembros de la Commonwealth consideran que la solución al conflicto se basa en la resolución 435 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que es necesario impedir que la República Surafricana obstaculice el proceso de independencia del territorio.

La intervención de la primera ministra británica, Margaret Thatcher, se centró en la situación económica mundial, y señaló que la solución para los países subdesarrollados no estriba en una redistribilción de las riquezas existentes, que no alcanzan a cubrir las necesidades, sino en la creación de otras nuevas.

Con anterioridad, Thatcher declaró a una cadena de televisión australiana que la conferencia no era an foro apropiado para discutir de Namibia, y advirtió a la Commonwealth que no interfiera con los trabajos del grupo de contacto sobre Namibia.

Iridira Gandhi, primera ministra de India, abordó también en su discurso el tema de Namibia, el diálogo Norte-Sur, el recrudecimiento de las rivalidades entre las superpotencias y la nueva carrera armamentística.

El primer ministro de Zimbabue, Robert Mugabe, a quien Malcolm Fraser dirigió un especial saludo por ser la primera vez que acudía a una conferencia de la Commonwealth después de la independencia de su país, exhortó a la comunidad a adoptar una actitud de firme condena contra Africa del Sur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 1981