Reagan advierte a la URSS que ganará la carrera armamentista

El presidente norteamericano ha advertido a la Unión Soviética que si no accede a iniciar conversaciones sobre "reducciones reales de armas estratégicas", se enfrentará a Estados Unidos en una carrera armamentista que Moscú no puede ganar. En una cena organizada por el Partido Republicano en Chicago, Reagan dijo el miércoles por la noche que su Administración continuará urgiendo a los soviéticos para que "se sienten a negociar con nosotros un programa de reducciones de armas estratégicas".

Durante la reunión, el presidente norteamericano reiteró las informaciones de los últimos días, en " el sentido de que diversos sectores del Gobierno federal van a verse afectados por las reducciones que se van a hacer en el presupuesto para lograr un equilibrio en 1984. Aunque "eso no significa" dijo el presidente, "que estemos dando marcha atras en el programa que hemos adoptado de incrementar en un 7% los gastos de defensa para restaurar nuestra capacidad defensiva".

El rearme de Estados Unidos ha sido uno de los principales aspectos del programa político de la Administración Reagan y el presidente ha expresado en repetidas ocasiones que el aumento de la capacidad bélica norteamericana es necesario para "cerrar la ventana de la vulnerabilidad" de la defensa de Estados Unidos.

En la cena, Reagan aseguró que en el pasado Estados Unidos ha negociado limitaciones de armamentos desde una posición débil, pero "ahora poseemos por primera vez una nueva carta; o bien llegamos a reducciones legítimas y verificables de armamentos o bien (los soviéticos) se encontrarán en una carrera armamentista que no pueden ganar".

Interrogado después de la reunión sobre el tipo de verificación a que se había referido, Reagan dijo que no podía especificar si se trataba de "verificaciones visuales". "No sé si la inspección visual es necesaria o si tenemos la tecnología suficiente para lograr nuestro cometido". pero, añadió, si este tipo de verificación es necesaria "creo que debería hacerse, si ambas partes están dispuestas a permitirlo".

Precisamente el mismo miércoles el Departamento de Estado anunciaba que Estados Unidos y la Unión Soviética han entablado conversaciones preliminares sobre el modo de verificar el cumplimiento de futuros acuerdos sobre control armamentista, según The New York Times. El portavoz del Departamento de Estado, Dean Fischer, confirmó que el día 21 de agosto Eugene Rostow, director de la agencia de control de armamentos y desarme, se entrevistó con Alexander Bessmertnij, encargado de negocios soviético en Washington, pero negó la información publicada por el Times en el sentido de que Rostow hiciera saber a los soviéticos que cualquier futuro acuerdo sobre limitación de armamento debería incluir medidas de inspección en los lugares de emplazamiento. "De hecho", dijo Fischer, "el tema de la inspección no fue abordado".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Fischer añadió que la discusión abordó varias "medidas de cooperación" sobre la verificación del control de armas, pero declinó especificar a qué se referia.

El Secretario de Defensa, Caspar Weinberger, también negó que Washington haya aclvertido a los soviéticos de que habían de aceptar la inspección de armas en el lugar de su emplazamiento en el marco de cualquier futuro acuerdo.

Funcioliarios del Departamento de Estado puntualizaron que " nuestros aliados de Europa occidental podrían pensar que estamos usando las inspecciones en los emplazamientos para evitar la celebración de las conversaciones sobre los misiles en Europa". Estas negociaciones están programadas para mediados de noviembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS