Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Restablecido el tráfico en las carreteras de acceso a Salamanca

Durante la mañana de ayer quedó restablecido el tráfico en Salamanca, después de que miembros de la Asociación Independiente de Agricultores y Ganaderos de Salamanca (AIAGS) hubieran conseguido su paralización absoluta durante varias horas de la noche y de la madrugada. Algunos camiones atravesados en las carreteras taponaron los desvíos propuestos por la Guardia Civil y hubieron de ser retirados.Los campesinos depusieron su actitud, según han explicado, por la violencia empleada por las fuerzas de orden -la Policía Nacional intervino en dos pueblos próximos a Salamanca de forma muy dura hacia las seis de la mañana-, por la presencia de tanquetas y un helicóptero de la Guardia Civil y por las treinta detenciones practicadas por miembros de este cuerpo, lo que les hizo temer por su integridad física.

El Gobierno Civil ha rechazado durante los dos días que ha durado el conflicto cualquier negociación con los representantes de los agricultores en tanto no cesaran definitivamente sus protestas, y tan sólo ha reconocido «dificultades en el intenso tráfico propio de estas fechas», pese a que éste quedó bloqueado durante varias horas.

La mayoría de los detenidos fue puesta en libertad a partir del mediodía de ayer. A última hora de la tarde, los agricultores se reunieron en una misa «para pedir al Altísimo lo que el Gobierno nos niega», así como «para agradecer a Dios que las fuerzas del orden no nos hayan hecho más daño todavía», según el presidente de la AIAGS.

A última hora de la tarde de ayer se recibió una llamada anónima en el diario La Gaceta Regional en la que se amenazaba con la explosión de dos artefactos, uno en la Delegación Provincial del Ministerio de Agricultura y otro en el Gobierno Civil, si no eran puestas en libertad las personas detenidas en relación con estos incidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de agosto de 1981